13.6 C
Montreal
sábado, 24 julio 2021

Hay que desencajar para poder encajar.

A las mujeres de la generación de mi madre no les tocó encajar. El mundo no esperaba nada de ellas porque no les daba nada. A las niñas...
Mis múltiples personalidades Mujer sin equipaje

Mis multiples personalidades

Matemáticamente las líneas paralelas avanzan guardando siempre la misma distancia. Me alegra que te guste mi personalidad, "la cree para ti”. - Es un psicópata, pensé. Leí otra vez. –Es...

“Los aportes de la ciencia que ayudaron a mi vida sentimental”

Si le preguntáramos a “El gato con botas” que necesitamos para salir adelante, diría que a él le bastó un bolso, su par de botas y mucha imaginación. ...
Existe el amor Mujer sin Equipaje

¿Existe el amor?

Me dormí creyendo que si. Me levanté dudando. En “El violinista de Mauthousen”, una historia de amor preciosa de uno de mis escritores favoritos, no sólo por talentoso,...

La realidad nunca es una

Leer “Agua para elefantes”, de Sara Gruen, me conmovió por partida doble. En mi vida, el hombre que fue mi esposo, a quien llamo "El jardinero” se despedía. En...
Persiguiendo conejos Mujer sin Equipaje

Persiguiendo conejos

Sí, Lewis Caroll, además de ser escritor, era matemático y lógico, Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas no era un libro para niños.   Alicia persigue un...
Cruzando la esquina Mujer sin Equipaje

Cruzando la esquina

A Mauro Larrea en “La Templanza, de María Dueñas, lo mueve la incertidumbre. -Es tarde, no van a venir, no las necesitamos, decía “el miedo”. Estaba cansada de esperarlas....

“Como quieres pasar a la historia?”

-“El odio” hace estragos, decía “la cabeza”, -No te está atacando solo a ti. A él lo ha invadido, las bajas son incalculables. -Es el enemigo más fuerte con...
Mujer sin equipaje

Antecedentes? Eso es para delincuentes

En el “El país de la nube blanca” de Sarah Lark. Lizzie es una pérdida que ama a quien no la ama. En “Tú no matarás” de Julia Navarro....

Si sabemos de donde venimos, que sentido tiene saber para donde vamos.

Estamos en abril, mi cabeza anda en los festejos navideños. Quiero pasarla bajo “0”. Tocar la nieve, beberme un buen Glühwein, y cuando el reloj marque las 12, abrazar...