Suena bien, hasta parece el título de una película.

Pero lo que termino siendo un magnifico viaje en compañía de mis hijos un pleno 31 de diciembre del 2018, aterrizando a las 12 de la noche en La Habana Cuba, para tomar un crucero por el paradisiaco Caribe, no inicio bien.

Las cosas de un año a otro pueden cambiar de a poco, o en cuestión de segundos darnos tremenda sacudida.

La última semana de ese año mis hijos y yo estábamos consternados.

Yo, porque las cosas en el aspecto emocional se desmoronaban, mi hijo porque su novia y él asistirían no solo a Universidades diferentes sino en Continentes separados, y mi hija pues por “solidaria”.

En ese momento queríamos regresar el tiempo y disfrutar del fin de año del 2017, pero como eso de “las regresiones” aún no se nos dan, teníamos dos opciones:

Nos sentábamos a consolarnos mientras continuábamos lamentándonos o tomábamos acción. Y tomar acción no fue el viaje. Tomar acción fue levantarnos y hacer algo.

El tomar acción en nuestra vida va desde pequeñeces como correr la cortina de nuestra habitación, hasta abrir las ventanas y respirar profundo. Es llamar a una amiga, comprar un detalle, pintarlos la boca del rojo más encendido y mil tonteras más que nos hacen sentir vivas.

Tan vivas que seguimos y nos volvemos imparables

Aprendí que no podemos cambiar el pasado, ni siquiera tenemos el poder de mandar en nuestros sentimientos pero si en nuestras acciones.

Y son estas últimas las que nos darán siempre el mejor futuro sacándonos hoy una sonrisa.
———-
¿Quieres ser una Mujer sin equipaje, con mucha autoestima, que ya no carga pasado y le sobra la seguridad para tomar tal o cual decisión? Suscríbete a mi Blog: http://www.mujersinequipaje.com

Si te encantó este Post y sientes que le puede ayudar a alguna Mujer, te doy las gracias por compartirlo.

Sígueme en las redes como @mujersinequipaje o escríbeme a [email protected]
Bendiciones y gracias por leerme.
Con enorme cariño,
Tatiana

Artículo anterior¿Quién es el amor de mi vida?
Artículo siguiente“Mi segunda adolescencia”.
Tatiana Agudelo
Lo primero es contarte que estoy extremadamente entusiasmada con la oportunidad que me ha dado Montreal Quebec Latino de escribir para ti. Lo segundo es recordarte que: -Nada, absolutamente nada, te va a llevar más lejos que "conectar contigo misma". Y lo tercero pues es contarte un poco de mi: Soy Tatiana, la Mujer sin equipaje que nació en Colombia y vive en Panamá. Una nómada de corazón que ama viajar y actualmente está en plan de mudanza, no solo de casa, si no de continente. Todas las historias que leerás en mi columna son reales. Escribo y cuento cosas que me pasan, con la particularidad que en cada historia encontrarás un mensaje positivo. ¡Y es que de eso se la vida! De encontrarle lo positivo a todo y seguir. Mis Escritos van dirigidos a Mujeres que quieren recuperar su Autoestima, volver a creer en si mismas, valorarse y aprender a tomar decisiones. Tengo dos libros publicados: Mujer sin equipaje, y Escritora por encargo. Actualmente dicto Cursos online de autoestima. Confieso que al ser 100% personalizados, tienen gran demanda. Si te pasas por mi Blog: www.mujersinequipaje.com puedes ver todo. Y ahora ¿Qué tal si me cuentas de ti? Escríbeme y déjame conocerte. Un abrazo enorme y las mejores bendiciones. Con todo cariño, Tatiana [email protected] @mujersinequipaje

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.