Te quiero hablar de mí,

tú que me lees y me hurgas.

Tengo el poder de equivocarme,

porque equivocarse es un riesgo

y el riesgo una valentía,

si no me equivoco no me arriesgo,

si no me arriesgo no soy valiente,

si no soy valiente no sueño

y si no sueño muero,

y si muero no tengo amor.

Por eso interiorízame,

soy un hombre que me libero de mí para pertenecerte,

rózame el alma,

desentráñame estos mendrugos de hombre que soy,

únelos como a un rompecabezas para me percibas en plenitud.

Derredor nuestro circundan los espíritus,

pero todos comandados por el más fuerte: EL AMOR.

Haciéndole un homenaje a mi ego,

digo que no soy alguien que no puedas agenciarte,

soy justo con mi fantasma,

y el fantasma de todos.

Soy un hombre que no se guarda nada para sí por eso…

quiero que me adivines como a los bocetos.

Soy un hombre que si al morir me permiten mi último deseo

gritaría a los cuatro vientos:

Soy náufrago del AMOR, por eso soy el que ves.

¡FELIZ DÍA DEL AMOR Y LA AMISTAD!

¡AHHH! AMEN TODOS LOS DÍAS.

ATENTAMENTE,

CÚPIDO, EL DIOS DEL AMOR

 

Artículo anterior14 Sin Ti
Artículo siguienteEl hilo rojo
Soy un artista de origen cubano. Soy un hijo de la Cultura y las Ideas que utiliza el arte como un instrumento de Paz y adoro conjugar el verbo comunicar sin tener en cuenta: raza, credo, religión o cuenta bancaria. También soy...Licenciado en Comunicación Social. Máster en Animación Sociocultural y Relaciones Públicas y Protocolo. Narrador para niños y Adultos. Animador Turístico. Dramaturgo. Narrador Oral Escénico. Tengo ocho libros publicados. Mi última obra es: ¿Cuba que linda es Cuba? (Editorial Primigenios, Miami 2020). También mis escritos aparecen en revistas y en más de 20 antologías de Cuba, Venezuela, Canadá, Estados Unidos, Uruguay, México, Alemania, Argentina y otros países. Actualmente resido en Calgary.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.