Dos jugadores del equipo juvenil cubano de béisbol se escaparon de la selección de la Isla, mientras se encontraban de gira en Canadá en un torneo contra los equipos de la Junior League de Québec, informaron medios locales.

Ambos jugadores fueron vistos por última vez en la noche del lunes. En la mañana del 11 de julio, ya no estaban en su habitación.

Se desconoce el paradero de los jóvenes y tampoco se ha revelado su identidad.

“Se sospecha que ambos jugadores han dejado el equipo para no volver a vivir en Cuba”, precisa Le Journal de Québec.

A pesar de que los medios canadienses no mencionan nombres, según la publicación especializada Play-Off Magazine, podría tratarse del receptor villaclareño Pablo Enrique González, y del infielder de Artemisa, Yorkislandy Álvarez; y, además, habría un tercer implicado, probablemente un lanzador, del que no se sabe el nombre.

El secretario de ruta para la gira cubana y director de comunicaciones de la élite de béisbol Junior League de Québec (LBJEQ), Antoine Desrosiers, no hizo comentarios sobre lo sucedido a la prensa.

“Nuestro papel es promover el béisbol, no involucrarnos en cuestiones políticas”, dijo el presidente de la liga, Rodger Brulotte.

El equipo juvenil cubano de béisbol estaba alojado en las residencias estudiantiles de la universidad Ahuntsic.

Según recuerda la prensa canadiense, los líderes del equipo cubano “ya habían anticipado la posibilidad de que un jugador pudiera escaparse, y se habían puesto en marcha varias medidas de vigilancia y seguridad: por ejemplo, los jugadores tenían prohibido ir solos al vestuario”.

La gira de la selección cubana tiene como objetivo promover el béisbol en Québec y “seguir forjando vínculos entre Cuba y Canadá”, sostuvo Desrosiers, quien no quiso hablar sobre el impacto que estas deserciones en los vínculos entre los dos gobiernos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here