En la primera te traicioné, te fui infiel y jugué con tus sentimientos sin saber qué realmente jugaba conmigo mismo  porque te volviste más que yo, creciste tanto que tuve miedo a no saber controlarte por eso recurrí a la psicología, quería poseerte y perdí de vista qué ya era de tu dominio.

Posiblemente no creas en las segundas oportunidades, yo no lo haría pero tú eres mejor persona que yo, me fascina la manera tan linda con la que me perdonabas cada fechoría, cada grosería que te ponía entre las cuerdas y tú con solo “golpes de amor” dejabas derrumbado a tu rival, me volví en el oponente que no querías tener pero la vida te puso para que ahora, puedas crecer.

Quisiera cambiar y verte como mi amor, no como adversario, en esta pelea perdí, el primer round es todo tuyo así que te pido un segundo.

Pido amarte y respetarte, es complicado de imaginar pero entiendo a la perfección que amar no es encerrar, es dejar volar o navegar juntos contra corriente.

No te aseguro que esta sea la última vez que mi ego se ponga por delante de los dos pero al menos te prometo que cada vez que lo haga, te volveré a buscar, preso soy de tu amor. Amarte es privarme de mi libertad y libertad es lo que me hizo sentir amor por ti.

No se trata de entender, la razón no le ganará al corazón, se trata de sentir porque el corazón es sabio aun cuando es mal influenciado por la mente. Deja de pensar tanto y comienza a sentir más y si en ese transcurso me encuentras, regálame una segunda oportunidad.

Seguimos envueltos en la creencia de que la mente siempre sabe más que el amor pero tengamos en cuenta que los malos momentos terminan por enseñar más que las ocasiones con abundancia.

No te pido una oportunidad más para demostrar que mi amor es de verdad, eso te ha quedado claro y aunque las semejanzas nos atrajeron, hoy las diferencias nos mantienen en el borde de un amor sentible y no tan explicable. Tratar de explicar lo que siento por ti, es sinónimo de vivir perdiendo, perdería mi tiempo y prefiero mejorar para tu beneficio a ser prisionero de este maleficio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.