El gobierno de Quebec informó que desde el 18 de enero 2022 pedirá el certificado de vacunación a quienes deseen ingresar a las tiendas gubernamentales que expenden de bebidas alcohólicas y cannabis.

La medida, anunciada para fomentar el cuidado contra el Covid-19, disparó la reserva de turnos de vacunación.

La variante Ómicron generó un crecimiento exponencial de contagios, por lo que las autoridades de Quebec decidieron poner medidas más duras para impulsar a los ciudadanos a que se inoculen. El objetivo es lograr reducir la cantidad de casos y contener el incremento de las internaciones en hospitales.

“Vamos a asegurarnos de que entiendan muy bien que, si no pueden vacunarse, deben quedarse en casa”, recalcó el ministro de Salud de Quebec, Christian Duré.

El pase sanitario rige actualmente en Quebec para el ingreso a hospitales o clínicas de atención médica, instalaciones deportivas cerradas, cines, bares y boliches, por lo que no es una novedad para la sociedad local. Sin embargo, hasta el momento no habían interpuesto ningún requerimiento para acceder a las tiendas gubernamentales de expendio de alcohol y marihuana.

A partir del 18 de enero, cuando los que deseen ingresar para comprar bebidas alcohólicas o cannabis deban presentar un certificado de vacunación que acredite el esquema completo contra el Covid-19.

El efecto del nuevo plan comenzó a notarse a las pocas horas y al parecer se ha transformado en el más exitoso mecanismo de fomento a la vacunación. De acuerdo a cifras difundidas por medios de comunicación locales, los turnos para aplicarse las dosis se cuadruplicaron en poco tiempo.

Los números oficiales dan cuenta del éxito de la campaña: desde que se anunció la restricción, el gobierno pasó de vacunar 1.500 a 6.000 personas por día. No hay dudas de que la decisión gubernamental tocó un punto sensible en la población, principalmente para los mayores de 18 años.

La problemática respecto a los no vacunados afecta no solo a los propios individuos sino también al sistema de salud. De acuerdo al ministro de Salud, Dubé, el 50% de los internados con Covid-19 en la provincia son no vacunados. La cifra podría incrementarse de 2000 a 3000 en menos de una semana.

Es por eso que además de la ampliación del pase sanitario, el gobierno decidió extender el toque de queda desde las 22 hasta las 5 de la mañana. “Esto es muy difícil en este momento, pero estamos tomando todas las medidas para asegurarnos de minimizar el impacto en nuestro personal y en el sistema”, justificó Dubé.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.