Un equipo de bomberos trató de reanimar al individuo, pero falleció en el lugar a causa de sus lesiones.

Un hombre fue aplastado el pasado 8 de septiembre por su propio coche en un servicio al auto de McDonald’s en la ciudad de Vancouver (Canadá), mientras intentaba recoger su tarjeta de pago, informa Vancouver Sun.

Se trata de Tony Eyles, quien al pagar por su pedido, dejó caer su tarjeta a través de la ventana abierta del vehículo. Cuando trató de levantarla, el coche rodó hacia adelante y lo presionó contra la pared del restaurante. Un equipo de bomberos local acudió al lugar de los hechos e intentó reanimar a la víctima, pero el hombre falleció en la escena a causa de sus lesiones.

Entretanto, se abrió una cuenta en la plataforma de GoFundMe para ayudar a la esposa de Eyles y a sus dos hijos. En total, ya se ha recaudado más de 57,000 dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.