MONTREAL, QC - NOVEMBER 30: Colton Orr #28 of the Toronto Maple Leafs body checks P.K. Subban #76 of the Montreal Canadiens during the NHL game at the Bell Centre on November 30, 2013 in Montreal, Quebec, Canada. (Photo by Richard Wolowicz/Getty Images)

Canadá es la segunda masa terrestre más grande del mundo. Es una nación que acumula suficiente prosperidad, belleza natural e ingenioso talento como para atender a una población cien veces más grande.

Pero Canadá es más que un gran territorio, es más que las Cataratas del Niágara y que uns buena economía.

Este país realmente podría hacer alardes de todas las cosas que verdaderamente lo distingue pero La modestia es una de las virtudes canadienses más resaltantes.

Aquí les presentamos algunas cosas que Canadá y los canadienses hacen mejor que cualquier otra nación.

1. Disculparse  

No es tan fácil obtener una simple disculpa en la mayor parte del mundo.

Cuando te empujan en la India. Cuando te pisan el pie en Grecia. Cuando no te abren la puerta en Rusia. Eso simplemente es parte de la vida impenitente.

En Canadá, las disculpas suceden constantemente; los “perdones” llegan de todos lados.

Las disculpas se emiten no sólo por algunos contratiempos insignificantes, sino por realmente tener el descaro de estar en el extremo receptor de una.

Una encuesta de la Universidad de Queen titulada “Lo siento … soy canadiense”, encontró que el 90% de los canadienses comprendidos en las edades de 18 a 25 años se disculpará inmediatamente si un extraño se tropieza con ellos.

Pero si bien puede ser cierto que algunas de las peleas más feas en Canadá se han ocasionado por ver quién lo siente más.

Sin embargo otros indican que en realidad los canadienses expresan su lástima por tus defectos con “lo siento”.

2. Lagos y “Casas de Campo”  

Canadá tiene más lagos que cualquier otro país: aproximadamente 3 millones.

Sólo la provincia de Ontario contiene alrededor de un tercio del agua dulce del mundo, distribuida en 250.000 lagos.

No es de extrañar que “ir al lago” es algo más que una frase nacional favorita.

Recientemente, el principal distrito de lagos de Ontario, Muskoka, fue designado por National Geographic Traveler como el principal destino para viajar en el verano, de todo el mundo.

3. Locaciones sustitutas donde se filman películas  

Incluso si nunca has puesto un pie en Vancouver, Halifax o aquel puñado de ciudades entre ambos, frecuentemente los has estado viendo sin saberlo.

¿Por qué? Porque a Hollywood le encanta hacer películas en Canadá

Si has visto “The Incredible Hulk”, has visitado la calle Yonge de Toronto, al menos a través de un celuloide.

¿”Brokeback Mountain”? Ese no es el oeste de Estados Unidos, compañero. Es el país de las Montañas Rocosas en el sur de Alberta.

¿”Capote”? No estás en Kansas, Dorothy. Estás en Winnipeg.

¿”Twilight”? Vancouver.

¿”Blades of Glory”? Montreal.

¿”Titanic”? Gran parte de la película fue filmada frente a la costa de Halifax.

Y, ¿en qué parte del mundo estaba la choza de Morgan Freeman en “Unforgiven”? Justo en el camino que sale de Calgary, en el valle de Drumheller; un campo adornado por un paisaje lunar que también ha pasado por Egipto, Persia, Armenia y el este de África en varias producciones de cine y televisión.

4. Aire  

En un estudio reciente de la calidad del aire nacional realizado por la Organización Mundial de la Salud, Canadá obtuvo el tercer lugar por tener el aire más limpio del planeta detrás de Estonia y la Isla Mauricio.

Te animamos a darte un respiro en las ciudades canadienses, las cuales en promedio cuentan con una relativamente impoluta cantidad de 13 microgramos de partículas PM10 por metro cuadrado.

5. Humor  

Los canadienses son divertidísimos -a veces incluso de forma intencional- como lo han confirmado durante los años un número desproporcionado de pesos pesados en la comedia como Jim Carrey, John Candy, Eugene Levy, Catherine O´Hara, Dan Aykroyd, Seth Rogen, Mike Myers, Phil Hartman, Andrea Martin, Michael Cera, Leslie Nielsen y muchos otros.

¿Qué hace que los canadienses sean tan divertidos?

Esto ha llevado a la realización de estudios sociológicos, ninguno de los cuales resultan divertidos en absoluto.

Pero incluso si nunca has visto SCTV, no puedes pensar en un solo miembro de “The Kids in the Hall” y no sabías que SNL fue creado y producido por un canadiense, o que el festival “Just for Laughs” es el festival de comedia más importante del mundo, o que la escena más divertida de una película jamás filmada   (la escena de “¡serpentina!” de la película de 1979   “The In-Laws”) fue dirigida por un tipo de Edmonton, debes saber esto:

Si hay algo que los canadienses acumulan a la perfección en casa o en el extranjero, sin importar por qué razón sea, es risas.

6. Chocolates  

Sólo unas pocas corporaciones gigantes producen la masa de barras de chocolate para el mercado del mundo; pero no siempre con el mismo producto bajo ese envoltorio reconocido.

“El chocolate canadiense es más alto en grasa y es un tamaño de partícula más alto”, destacó un experto en chocolate de Hershey al diario National Post, agregando que Hershey ahora ofrece una receta distinta para el más exigente de los paladares de chocolate canadiense.

“Los estadounidenses tienden a buscar un sabor más arenoso o con sabor a queso”.

Es por eso que comer cualquiera de las barras genéricas o favoritos locales del Canadá como Caramilk, Aero, Mr. Big, diablos hasta Sweet Marie en Saskatoon, es una experiencia cremosa y aterciopelada.

Y por qué un KitKat en otros lugares es un poliglicerol-poliricinoleado, quesoso, arenoso.

7. El país del esquí  

Sentado del otro lado de la frontera de Colorado, Utah, Wyoming y Vermont sería intimidante para la mayoría de países vendiendo sus propias pendientes espolvoreadas.

No Canadá; ellos alardean de algunas de las mejores razones de cargar con tus esquís o snowboard un poco más al norte.

En el oeste, está Lake Louise, puesto justo en medio del precioso Parque Nacional de Banff, y una serie de refugios polvorosos en la parte oriental de British Columbia. Whistler Blackcomb es uno de los centros turísticos líderes a nivel mundial que recibió la aprobación de “mejor en Norte América” de la Revista SKI el año pasado.

En el este, está Quebec con sus Lauretianos felices de hacer comerciales de cerveza, donde après-ski no necesita traducción.

¿Heli-esquiar? Todo eso empezó en el Bugaboo canadiense, que sigue siendo uno de los mejores lugares donde hacerlo.

8. Marca nacional  

Ningún símbolo nacional es más omnipresente que la hoja del árbol de maple de Canadá.

Desde Newfoundland hasta Victoria, está en todos lados a donde voltees a ver; un orgulloso e implacable recordatorio de donde estás. No en los Estados Unidos. No en Australia. No en Nigeria. Canadá.

La actividad de hoja más obsesiva ocurre en el extranjero, donde generaciones de mochileros canadienses portan la bandera y son famosos por bordar parches de hojas de maple a sus bolsos para que todos, a un vistazo, tengan claro quienes son.

No estadounidenses. No alemanes. No rarotonganenses. Canadienses. ¿Ves la hoja? Canadienses.

“Ningún otro país del mundo parece tener la misma necesidad de auto-identificarse”, coloca un viajero de un país no revelado.

9. Comida cuando vas de viaje en carretera

Los viajes en carretera tienen todo que ver con la comida.

Al menos en lugares como Alberta o Manitoba, donde nada hace surgir un apetito como manejar de manera sedentaria en algunas de las carreteras más largas conocidas a la humanidad no-australiana con nada más que hacer que contar estaciones de Petro-Canadá; y estacionarse en los lugares donde venden la mejor comida consuelo de cualquier puesto de descanso.

Tim Hortons. Harvey’s. Swiss Chalet…

Si no conoces estos nombres, es hora de ver más allá de los Arcos Dorados.

Puedes comer McNuggets donde sea.

Nada dice felicidad absoluta gustativa en la Carretera Trans-Canadá como peameal & una hamburguesa de tocino tocino naturalmente ahumada, o medio pollo en un plato con salsa Chalet, o una caja de Timbits con un café doble-doble.

Mejor toma una tarta de mantequilla y una barra Nanaimo, también. Es un camino muy largo de Red Deer a Flin Flon.

10. Términos adorables y frases  

Mientras puede que te cueste encontrar un local real, usando un toque quien le diga a alguien “hoser” o les haya dicho que “se larguen”, los canadienses si le llaman “toonies” a sus monedas de dos dólares, “dos-cuatros” a las cajas de cerveza y a las servilletas “serviettes” cuando están con invitados especiales.

En ningún otro lado del mundo escucharás que le digan “rata del ring” a las vagabundos en las arenas de hielo.

O que te “den los engranajes” si haces algo tonto.

O que te pregunten, “Qué pagas por hidro”?

O que te adviertan que “se te ve el gitch” si tu cincho está muy flojo.

Fuente: CNN

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here