El grupo automovilístico General Motors invertirá 800 millones de dólares para adaptar su planta de Ingersoll (Canadá) y producir vehículos comerciales ligeros eléctricos.

 

La firma estadounidense ha anuciado que esta inversión está sujeta a la ratificación de un acuerdo alcanzado con el sindicato Unifor y al apoyo del Gobierno del país. De llevarse a cabo, la fábrica se convertiría en la primera planta de vehículos eléctricos a gran escala de Canadá.

 

General Motors iniciará los trabajos de transformación de la planta inmediatamente, lo que respaldará los puestos de los empleados y modificará el trabajo en las instalaciones los próximos dos años, pasando de producir el Chevrolet Equinox al nuevo EV600, de BrightDrop.

 

BrightDrop es una empresa nueva dentro de General Motors que ofrece a los clientes comerciales un ecosistema de productos y servicios conectados y electrificados diseñados para mejorar la entrega de bienes y servicios desde la primera hasta la última milla.

 

Esta inversión se suma a otras ya anunciadas por General Motors en Canadá, donde destinará unos 1,030 millones de dólares para ensamblar ‘pick-ups’ en la instalación de Oshawa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.