Canadá sufre cada vez más ciberataques de particulares, estados y “obsesos desde sus cuevas”, declaró este martes un ministro, pero un informe sugiere que la inversión pública en ciberseguridad sigue siendo “inadecuada”.

El Centro de Seguridad de las Telecomunicaciones (CST) concluyó en un informe que Canadá no invierte lo suficiente en su seguridad cibernética y que muchos ataques logran penetrar los sistemas electrónicos gubernamentales.

El informe del centro, equivalente canadiense de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA), precisa que el gobierno impide cada día cerca de 600 millones de tentativas de intrusión tendientes a identificar o explotar vulnerabilidades en sus sistemas.

Entre 2013 y 2015 el centro registró en promedio 2.500 intentos anuales ” patrocinados por Estados”. Un 6% de esos ataques perpetrados por otros estados penetraron los sistemas del gobierno canadiense en 2013, pero ese porcentaje “cayó a menos de 2% en 2015”, matizó el ministro de Seguridad Pública, Ralph Goodale.

“Algunos de ellos son simplemente molestias”, pero “algunos tienen motivaciones criminales”, agregó. Esos ataques provienen principalmente del “crimen organizado” y de “Estados parias”, aunque también los hay de “obsesos desde sus cuevas”.

Los ataques informáticos cuestan cada año unos 400.000 millones de dólares canadienses (unos 290.000 millones de dólares estadounidenses) a las empresas en el mundo, según Goodale.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here