La luchadora social por los derechos de la población afrodescendiente en Canadá fue encarcelada por no respetar las reglas raciales.

La activista social y defensora de los derechos civiles en Canadá, Viola Desmond, se convirtió hoy en la primera mujer afrodescendiente en aparecer en un billete canadiense.

El Banco de Canadá develó el nuevo billete de 10 dólares con la imagen -en forma vertical- de Desmond, quien en 1946 se negó a dejar un asiento de un cine en Nova Scotia, reservado para clientes blancos.

La luchadora social por los derechos de la población afrodescendiente en Canadá fue encarcelada por no respetar las reglas raciales.

El nuevo billete se develó este jueves en Nova Scotia, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, ante la presencia del gobernador del Banco de Canadá, Stephen Poloz, el ministro de Finanzas, Bill Morneau, y una hermana de Viola, Wanda Robson, de 91 años.

“Gracias, muchas gracias, nuestra familia será parte de la historia”, dijo la hermana de Viola, sosteniendo un billete morado de 10 dólares con el rostro de su hermana, que ocupa la mayor parte del papel moneda, que comenzará a circular a finales de año.

“Este billete refleja el balance de poder en este país”, dijo el ministro Morneau, mientras que el gobernador del banco central dijo que se recibieron más de 25,000 propuestas de todo el país. El de Viola Desmond fue el primer caso judicial por discriminación racial en Canadá.

La segregación racial fue legalmente terminada en Nova Scotia en 1954, en parte por la atención que atrajo el caso de Desmond, quien murió en 1965 y quien recibió una disculpa postmortem.

El billete también llevará impreso el edificio que alberga al Museo Canadiense de Derechos Humanos en Winnipeg, así como varios símbolos que representan la diversidad y la lucha por la igualdad, como una pluma de águila, para simbolizar los derechos y libertades de las comunidades indígenas.

A la edad de 32 años, Viola entró a un cine en la ciudad de New Glasgow, en la provincia atlántica y se sentó en el área destinada “Sólo para blancos” siendo que a mediados del siglo pasado la población de raza negra sólo se podía sentar en los balcones del teatro.

Para ser liberada de la cárcel tuvo que pagar 26 dólares en multa y gastos de corte. Nueve años atrás también había defendido su derecho como ser humano en un autobús de Alabama.

El nombre de Viola Desmond está también en uno de los transbordadores de los lagos de Halifax, la capital de Nova Scocia, y en un sello postal. También hay planes de renombrar calles de Montreal y Halifax, así como un parque en Toronto en su honor.

“Este billete es un mensaje para los descendientes africanos de que Canadá finalmente nos está aceptando”, dijo por su parte Russell Grosse, director ejecutivo del Centro Cultural Negro de Nova Scotia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.