Por primera vez en una década la Guía Alimentaria de Canadá hace énfasis en los alimentos vegetales y minimiza la proporción de carne y productos lácteos.

Esto podría provocar cambios en lo que los niños comen en las escuelas y guarderías, lo que aprenden acerca de los alimentos y, en última instancia, cómo almacenan sus estanterías.

«Hasta ahora los principios del nuevo proyecto me parecen excelentes», dijo Cara Rosenbloom, una experta dietista. «Hay mucho más énfasis en los alimentos elaborados con vegetales y menos en comer alimentos procesados».

Una de las cosas que destaca particularmente para Rosenbloom es que en la guía han sido agrupados todos los alimentos que son ricos en proteínas en un mismo grupo. En este sentido, afirma: «Así que en lugar de un grupo de carne y alternativas y un grupo de leche y alternativas, los vemos todos agrupados como proteínas».

Actualmente, tiendas y supermercados en Canadá ofrecen alternativas basadas en leches enriquecidas con calcio y vitamina D, muchas de las cuales son de soja, almendras y coco.

El proceso de consulta pública para la revisión de la guía inició el pasado otoño, se cerrará el 25 de julio y sus resultados se publicarán el próximo año. Rosenbloom predice que las nuevas directrices tendrán un efecto directo en las comidas servidas en entornos institucionales, incluyendo hospitales, centros de atención y escuelas.

Fuente: CityNews

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here