El frío se ha apoderado de Quebec, donde los termómetros han marcado temperaturas que incluso van por debajo de los -28. Si bien abrigarnos sirve de algo, también es necesario consumir alimentos que nos ayuden a entrar en calor, por ello te contamos a continuación qué puedes comer para combatir las bajas temperaturas.

1. Sopas y caldos

Éstos ayudan a que nuestro cuerpo se mantenga hidratado y con una temperatura adecuada. Eso sí, para no subir de peso, debes dejar de lado aquellas tipo crema o con muchas grasas, y optar por sopas de verdura o pollo. Ésta última además tiene propiedades antiinflamatorias.

De hecho, según un estudio del Centro Médico de Nebraska (EEUU) es útil para combatir los síntomas de las infecciones respiratorias.


2. Legumbres

No sólo ayudan a mantener la temperatura corporal, además son bajas en grasa, ricas en fibra y buenas para tu metabolismo. También contienen proteínas, minerales, vitamina B1, B2, B6, niacina y folatos.

3. Grasas saludables

En lugar de consumir alimentos altos en grasa para combatir el frío, puedes optar por grasas saludables como el Omega 3 presente en alimentos como el salmón, jurel, atún, caballa, sardina, semillas y aceite de linaza, aceite de canola, aceite de soya, semilla o aceite de chía y nueces.

4. Condimentos sanos

Puedes condimentar tus comidas con cebolla, ajo y jengibre. Éstos son ideales para el frío y también para fortalecer el sistema inmunológico. Por ejemplo, el ajo contiene alicina, el cual posee propiedades antibióticos y antioxidantes, lo que te ayudará a protegerte de la gripe y el resfrío. Por otro lado, la cebolla tiene muchas vitaminas y el jenjibre tiene efectos antiinflamatorias y expectorantes.

5. Infusiones

Mantenerse hidratado también es importante en el invierno, sobretodo porque ayuda a aliviar la mucosidad de resfríos o gripe. Para el frío lo ideal son los líquidos calientes, que además son buenos para cuando nos duele la garganta o estamos congestionados.

Opta por el té en sus diversas variedades, infusiones de hierbas y café.

No uses alcohol para combatir el frío porque su efecto es momentáneo y es producido por un aumento de la circulación de la sangre. Sin embargo, cuando esto pasa, puedes incluso sentir más frío.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here