La víctima falleció a causa de un tratamiento incluido en un seminario de crecimiento personal.

Una mujer ha muerto después de haber sido abrasada en una envoltura de barro, en una sesión de spa en Quebec (Canadá), según ha dictaminado la investigación. Chantal Lavigne asistió a una “sesión de sudoración” donde los participantes debían estar cubiertos de barro, además de en celofán con cajas colocadas sobre sus cabezas durante nueve horas.

Chantal Lavigne ha muerto después de haber sido, literalmente, abrasada en una sesión de sudoración, tal y como ha dictaminado la investigación.
La fallecida había asistido a una “sesión de sudoración” donde los participantes debían estar cubiertos de barro, además de en celofán con cajas colocadas sobre sus cabezas durante nueve horas.
Chantal tenía una temperatura corporal de 40,5 grados centígrados, el forense ha afirmado que el proceso habría sido similar a “cocinarse vivo”. En la misma sesión en la que participó la mujer había ocho participantes.
Los organizadores del spa en Quebec, Canadá, han sido declarados culpables de negligencia criminal.
Dianne Casoni, criminóloga de la Universidad de Montreal, se ha preguntado “¿Cómo es posible que los grupos que tienen tanta influencia sobre las personas y que a veces los ponen en riesgo no sean vigilados más de cerca?
“El problema con estos grupos es que no son supervisados por ninguna institución o departamento gubernamental”, ha concluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here