Canadá va a exigir, a quienes lleguen al país, una prueba negativa de Covid-19 efectuada antes de tres días.

De este modo, el gobierno canadiense va a arbitrar esta medida, ‘rápidamente’ y como ‘medida adicional que requerirá que todos los pasajeros que lleguen a Canadá se realicen una prueba de detección de Covid-19 que sea negativa’, tal y como ha indicado Dominic LeBlanc, ministro de Asuntos Intergubernamentales.

Cabe destacarse que el país ya ha suspendido, al menos hasta el día 6 de enero, todos los vuelos desde el Reino Unido tras la aparición de la nueva cepa en Inglaterra.

Con todo, los viajeros que lleguen a Canadá, canadienses o no, estarán sujetos a una cuarentena obligatoria de 14 días que en caso de incumplir puede significar hasta seis meses en prisión y/o una multa de hasta 750,000 dólares canadienses.

Las visitas a los domicilios de los viajeros en cuarentena por parte de las autoridades canadienses también se incrementarán para asegurar el cumplimiento de esta medida.

Provincias como Ontario y Quebec, han impuesto confinamientos en diferentes regiones durante las Navidades y se enfrentan a casos diarios récord en estos días.

Las fronteras de Canadá permanecen cerradas desde marzo a los ciudadanos extranjeros, a excepción de aquellos cuya presencia en su territorio se considera esencial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.