Lockheed Martin estaría dispuesto a recurrir a medidas económicas punitivas si Canadá se niega a adquirir sus avanzados pero problemáticos cazabombarderos F-35, informa Defence News.

“No quiero que se perciba como una amenaza, pero vamos a tener otra opción: si Canadá se aleja del F-35 [proyecto en el que participa], los trabajos [contratos] en Canadá serán transferidos a otras naciones que sí los compran [a los aviones]”, declaró Steve Over, director internacional del proyecto del F-35 de Lockheed Martin a la ‘Canadian Broadcasting Corporation’.

Justin Trudeau, primer ministro y líder del Partido Liberal llegó al poder en otoño del año pasado, cuando se comprometió a no adquirir el F-35, una aeronave que según él es innecesaria para Canadá, además de demasiado costosa. En medio de debates en el Parlamento sobre la potencial compra de aeronaves F/A-18E Super Hornet, fabricadas por Boeing, Trudeau afirmó en junio pasado que los F-35 “no son operativos y están lejos de serlo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.