Después de insinuar durante semanas que las restricciones de salud pública en las zonas rojas de COVID-19 podrían continuar después de fines de octubre, el primer ministro de Quebec, François Legault, ha anunciado que se prolongarán hasta el 23 de noviembre.

De acuerdo con lo que explicó el primer ministro, los números observados en los tres indicadores principales, nuevos casos, número de brotes y hospitalizaciones, no son suficientes para levantar las restricciones.

El promedio de siete días de nuevos casos diarios en la provincia fue de más de 1.000 durante gran parte de octubre.

Legault dijo que los casos se propagan a través de “la sociedad en su conjunto”, pero también dio una nota positiva, señalando los hogares de cuidados a largo plazo, donde el número de casos es un 85% más bajo que en la primera ola.

“Durante los primeros 28 días, pudimos estabilizarnos. Creemos que tomará otros 28 días para ver una reducción”, dijo Legault.

Los funcionarios de salud pública volverán a evaluar la situación en dos semanas y podrían levantar algunas restricciones si hay una caída significativa en los nuevos casos, dijo Legault.

La decisión de expandir el aprendizaje en línea para incluir a los estudiantes de noveno grado se basó en el hecho de que hay más casos en ese grupo de edad, dijo el premier, y que tienden a propagar más el virus.

A partir del lunes, los estudiantes de 9no grado asistirán a clases en persona cada dos días, haciendo el resto de su aprendizaje desde casa. Sus compañeros de los grados 10 y 11 lo han estado haciendo desde principios de octubre.

“Lo último que quiero hacer es cerrar las escuelas”, dijo Legault. Casi 900 clases están actualmente en casa debido a los casos, lo que significa que alrededor del 97 por ciento de los niños de Quebec están en la escuela, indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.