En un nuevo estudio se ha evaluado la viabilidad geológica del almacenamiento subterráneo de hidrógeno estacional en gran escala en Canadá y se ha determinado que la cuenca sedimentaria de Canadá occidental y el sur de Ontario son las zonas más adecuadas para la tecnología.

Un grupo de científicos de Canadian Nuclear Laboratories ha evaluado el potencial del almacenamiento subterráneo de hidrógeno estacional (underground hydrogen storage, UHS, por sus siglas en inglés) a gran escala en formaciones geológicas de Canadá.

El UHS tiene múltiples ventajas sobre el almacenamiento convencional de energía sobre la superficie, incluyendo mayores niveles de presión de almacenamiento, una menor huella en la superficie, mayores estándares de seguridad, menores impactos ambientales, mayores tiempos de vida operativa y menores costos de inversión específicos, dijeron los investigadores en “Geologic feasibility of underground hydrogen storage in Canada” (Viabilidad geológica del almacenamiento subterráneo de hidrógeno en Canadá), que fue recientemente publicado en el International Journal of Hydrogen Energy.

Su trabajo proporciona una evaluación espacial, geotécnica y litológica de las formaciones geológicas adecuadas para el UHS en varias regiones canadienses.

“Se ha hecho referencia a investigaciones anteriores en Canadá relacionadas con la captura y almacenamiento de carbono (carbon capture and storage, CCS, por sus siglas en inglés), el almacenamiento geológico de gas natural y la ubicación de un depósito geológico profundo (almacenamiento geológico, DGR) para residuos nucleares, ya que proporciona una visión inestimable para la UHS”, dijo el grupo de investigación.

Los principales sitios para almacenar hidrógeno

Actualmente, los mejores lugares para el almacenamiento de hidrógeno son: las cavernas salinas, los acuíferos salinos profundos, los depósitos agotados de petróleo y gas, y las cavernas de roca revestidas o no revestidas.

“Las formaciones sedimentarias consideradas para UHS en este informe se encuentran entre 400 y 2000 m bajo la superficie del suelo, ya que esta es la profundidad en la que se producen la mayoría de las operaciones de almacenamiento de gas existentes”, dijeron los científicos.

El estudio señala la Cuenca Sedimentaria del Oeste de Canadá (Western Canada Sedimentary Basin, WCSB) y el sur de Ontario como las áreas más adecuadas para la UHS, debido a “la riqueza de los recursos naturales”.

La WCSB es una vasta cuenca sedimentaria en el oeste de Canadá. Incluye partes del suroeste de Manitoba, el sur de Saskatchewan, Alberta, el noreste de Columbia Británica y el extremo suroeste de los Territorios del Noroeste.

Según los académicos, la región muestra un riesgo relativamente bajo de sufrir un evento sísmico o volcánico catastrófico. Contiene una gran cantidad de halitos de lecho, acuíferos salinos profundos y yacimientos de hidrocarburos.

“Además, ciertas zonas que se encuentran dentro de las cuencas de St. Lawrence podrían ser aptas para el almacenamiento de hidrógeno, como las sales halocinéticas y de lecho que se encuentran en Nueva Escocia, y los acuíferos salinos profundos del sudeste de Quebec”, dijeron los científicos.

“Las operaciones de energía renovable se pueden encontrar muy cerca de estas áreas delineadas, lo que subraya el potencial para acoplar estas fuentes de energía con la tecnología de generación de gas en el sur de Ontario tiene una multitud de operaciones solares y eólicas, además de cuatro estaciones generadoras de energía nuclear, mientras que numerosas operaciones eólicas están presentes en WCSB, el Atlántico de Canadá y el sureste de Quebec”.

Fuente: World Energy Trade

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.