Seis años después, la verdad salió a la luz.

Un macabro asesinato ocurrió el 2012. El millonario canadiense Wayne Millard de 71 años murió mientras dormía y aunque en un inició parecía un suicidio, hoy se conoce que el culpable fue su hijo Dellen.

La Corte Superior de Ontario (Canadá) ha declarado culpable de parricidio “planeado y deliberado” a Dellen Millard, heredero de un imperio multimillonario, por asesinar a su padre el pasado 29 de noviembre de 2012

Tras la muerte del millonario, Dellen Millard heredó la fortuna de su familia dedicada a la aviación, pero luego de seis años ha sido declarado culpable.

Fue el juez Maureen Forestell, quien señaló que Dellen Millard llevó a cabo un “asesinato planeado y deliberado” de su padre cuando tenía apenas 14 años de edad.

“Llevó una gran tristeza con él durante toda la vida que yo nunca supe, nunca quiso compartir eso conmigo”, confesó a la policía.

Por ello, Dellen Millard se encuentra detenido en la cárcel, pero no es el único delito que se le atribuye. También es acusado de la muerte de Laura Babcock y Tim Bosma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.