Que semana Dios mío. Que frío!. Ahora sí, es cierto todo lo que escuché del invierno en Canadá. No se sienten los pies, los dedos de las manos se congelan, cuando uno toma un respiro, siente que los líquidos vitales del cuerpo se pueden congelar.

Con estos fríos polares, ha quedado al descubierto cualquier mala compra que uno haya hecho, en lo se refiere a la ropa de invierno.

Los guantes de mi tienda preferida no funcionan. Tampoco los abrigos por muy gordos que se vean, si no están fabricados con plumas, no abrigan bien. Los gorros y calcetines deben de ser de buena lana.

Las botas, que es una de las compras más importantes (porque caminar con los pies entumecidos del frío, es casi una agonía), tienen que ser de suela gruesa, recubiertas en su interior e impermeables.

En fin hay que renovar algunas cosas, y aunque signifique una buena inversión, es más caro terminar en el hospital con neumonía. ( También hay que vacunarse contra la gripe.)

Si su presupuesto esta bajo, en nuestra pagina Web hay excelentes recomendaciones de lugares estratégicos para comprar buenos abrigos e incluso obtenerlos donados, de segunda mano, en muy buen estado. Pero mientras llega a estos lugares, la recomendación es vestirse al estilo “cebolla”, una capa sobre otra.

La estrategia “cebolla”, tiene la desventaja de hacerlo lucir como un globo y que al llegar a cualquier lugar necesite al menos cinco minutos para regresar a su talla, pero es la mejor opción, mientras pueda comprar un buen abrigo.

Amigo lector, si usted esta recién llegado no le recomiendo encerrarse en estos días de frío glacial, porque de verdad, lo único que hará en su apartamento es comer y ver las fotos de la playa o del patio soleado de su antigua casa. Hay que hacerle cara a este invierno.

Disfrute de los malles subterráneos. Cuando uno está en la calle, casi a punto de congelación y mira la entrada al mall, un nuevo mundo aparece. Es como vivir en un universo paralelo ( algunos de ustedes vieron la serie de TV Fringe?). Además todas las tiendas tienen ofertas buenísimas. Hay que salir y aprovecharlas.

También puede ir a la biblioteca. En otra entrega del Blog hablaré exclusivamente de ese lugar fascinante que es la gran Biblioteca de Montreal.

Podemos mandar fotos a nuestros familiares de todos estos lugares en donde nos refugiamos del frío polar, ya que las noticias han sido extremas, y estoy segura que muchos hemos recibido llamadas de nuestras familias muy preocupadas por los -39 grados que vivimos el miércoles pasado, bautizado como el día más frío del año.

Según los expertos, este frío que tiene asustado a los mismos canadienses, se debe a una masa de aire proveniente del Ártico. Las aguas del Río San Lorenzo se han congelado y en la provincia de Quebec muchos hogares se han quedado sin calefacción, debido al elevado consumo de electricidad reportado durante estos días.

Hidroquebec hace llamados para que reduzcamos el consumo, para evitar un desabesticimiento. Aunque queramos poner la calefacción a 25 grados, hay que dejarla a 20 grados.

La semana termina, y sólo puedo pedirle a la madre naturaleza que me perdone por pedir una tregua, aunque sea responsabilidad del calentamiento global, ya necesitamos una semana menos fría, aunque sea -10 grados. Por favor!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here