-“Me arreglo para él, me visto lindo para que se fije en mí, tomo mi mejor perfume, ambiento el lugar y nada, simplemente se comporta como si nada.” Fue lo que me comentó Lucero mientras la luz la cobijaba y su mirada se llenaba de lágrimas.

Tomo su mano, acaricio su cara y en un murmullo digo: “Entonces… ¿Por qué sigues con él? Me has confesado muchísimas cosas, situaciones que no logro comprender el verdadero motivo de ser sumisa.”

Ella me retira las manos de su rostro, agacha la mirada y un silencio se hace bastante prolongado, deja caer unas lágrimas pero ninguna palabra, sale de su boca y no emerge ningún sonido.

-“Yo sé por qué sigues con él.” Afirmé mientras Lucero mantenía esa mirada en el suelo.

-“¿De verdad lo entiendes?” Pregunta con un tono de sorpresa.

-“Es más que obvio, te puedo decir que entiendo a la perfección.”

-“¿Entonces explícame por qué ni yo puedo entender el motivo de seguir?” Las lágrimas se pronunciaron con más fuerza.

-“La monotonía, el miedo, la costumbre y el creer que sin él no eres nadie, eso es lo que te hace seguir ahí, perdiste tanto a la hora de darle todo que no te puedes sostener por ti sola, eres bella, inteligente pero tienes algo que los demás ven como un defecto y él pudo observarlo como una oportunidad, eres muy ingenua aunque yo puedo llamarlo como nobleza y eso es lo que te hace diferente, sigues guardándole respeto a quien no te respeta en lo más mínimo.

Sigues con él por qué en algún momento del camino te perdiste, continúo avanzando y tú te quedaste atrás contemplando al pasado sin saber un principio básico de la vida… el tiempo se basa en el presente y el futuro, el pasado adorna tu ser o simplemente lo ensucia, depende de cómo lo veas y si no lo entiendes, sueles repetirlo.”

-“¿Te has perdido en el camino de alguien más? Suena a que tienes experiencia en eso.” Fue una pregunta que nadie me había hecho, no sabía que contestar así que sólo tomé aire.

-“No, no me he quedado en el camino, pero no me gusta hablar del pasado, jamás se recupera ni se cambia, prefiero hablarte de mí presente, no me quedé atrás y tuve que quitar gente para seguir avanzando.”

-“¿Entonces por qué sabes tanto del tema? Siento que lo has vivido y si es así quisiera saber.” Las preguntas me estaban poniendo un tanto incómodo, no sabía  si era ignorante ante una eminente verdad o si yo lograba disimular muy bien.

-“Está bien, lo admito, me quedé en el camino de alguien, ella avanzó y yo simplemente tuve que reprimir mis sentimientos ya que no eran correspondidos.”

Lucero pone una cara de enorme sorpresa –“¿Tú? ¿A ti? ¿Quieres hacerme creer que “Romeo” no ha sido correspondido? Mírate, eres muy lindo, sabes escuchar y siempre tienes algo que decir.” Su respuesta me sorprendió demasiado, no esperaba algo así.

-“La gente suele creer que soy un “Romeo” por vivir en un romance, no logran ver que soy más un “Shakespeare” por estar dentro de una tragedia y a pesar de eso sigo creyendo que ella es la más bella.”

-“Pero ¿Qué pasó? ¿Jamás regresó?”

Comienzo a reír, la ironía flotaba en la atmosfera del ambiente.

-“Si, ella vuelve cada vez que quiere, no importa nada, sigue viniendo pero prefiere seguir con él.”

Mi réplica la dejó impactada, su rostro dejó de ser dorado y se puso blanco, interpreté que dedujo el nombre de “Ella”.

-“¿Por qué jamás me dijiste?”

-“¿Por qué sigues con él? Creo que por la misma razón que tú.”

-“Si me hubieras dicho, ahora seríamos novios y no…”

-“¿Y no amantes? Me gustó estar así, cada vez que me decías que no te lo hacía bien, que te ignoraba, que te ponías linda y no lo notaba, me motivaba, mejor dicho, me daba una razón para hacer algo que jamás me gustaría que me hicieran.

No finjas tanto, tu bien sabes que te gusta lo que has creado ¿Creíste que no iba a avanzar? Avancé, quizá no fue como ahora te gustaría pero lo hice y seguiste tomando beneficio de esto.”

-“Sigo sin creerlo, te entregué mi cuerpo sin entregarte mi alma sabiendo que lo que realmente quería era eso.” Su mirar vuelve a ponerse triste.

-“Ahora sólo te puedo entregar mi cuerpo, te lo repito, avancé, evolucioné.”

-“Muy en el fondo me amas, por algo te prestas a esta situación, cada vez que vengo combino champagne y tequila, borracha siempre termino confesando cosas y me nace un apetito enorme por tu cuerpo y que me hagas olvidarlo y es cuando entras en acción.”

-“Tu gritas auxilio y mi instinto de hacerme el héroe sale para saciar tus ganas de un verdadero hombre, por desgracia no lo soy, un verdadero hombre no se presta a esto y una verdadera mujer tendría la respuesta para: ¿Por qué sigues con él?”

-“Ambos somos unos tontos entonces.” Lucero apaga la luz, comienza a acercarce a mí, me da el primer beso.

-“Dime, entonces… ¿Por qué sigues con él?”

-“Por qué puedo tener lo mejor de dos mundos, pero seré franca, este universo me gusta más que el otro.

-“Si yo me vuelvo loco por ti…”

-“Y yo loca por ti.”

-“Entonces deja al novio que tú tienes y dile que me prefieres a mí.”

-“Que bueno que consumimos alcohol, mañana no nos acordaremos.”

-“Yo quiero creer que en verdad me prefieres a mí.”

-“Muéstrame lo bueno de este mundo y házmelo hasta el amanecer, mañana temprano regreso a mi triste realidad pero sabrás que en efecto, te prefiero a ti.” Lucero me da un segundo beso mientras pasa sus manos en mi ser.

-“Sigo sin entender ¿Por qué sigues con él?”

-“No hay nada que entender, sólo hay que disfrutar, después te respondo.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.