En el momento que perdí el conocimiento, comienzo a soñar, así lo interpreto, todo es raro a mi alrededor, empiezo a experimentar una línea del tiempo empezando por el incendio del edificio, veo tantos cuerpos quemados, escucho lamentos de personas que se pudieron salvar pero las flamas los alcanzó y terminó con vidas, vidas que hoy exigen ser reclamadas. La agonía de sentir el calor del fuego es tan horrible que decido aventarme al suelo acomodando mis manos en los oídos para dejar de escuchar los gritos de una madre que porta en sus brazos a su hijo. La escena es desgarradora y mi vista no la soporta, intento ayudar pero es como si fuera un alma sin peso y sin dimensión.

Todo se vuelve negro, a lo lejos veo una luz salir del techo de lo que parece ser un pasillo bastante largo, al final de este la mujer que me aterroriza noche tras noche, esa mujer de cabello negro y aspecto descuidado está al otro lado y decido seguirla, eso parece que quiere que haga, me llama sin alzar la voz, la siento y seguramente ella me siente pero el sentimiento cambió, no tengo miedo, tengo dudas y creo que con este sueño las puedo disolver.

Al momento de llegar con la mujer, las luces empiezan a aparecer y ella a desvanecer, ahora estoy en una habitación que está decorada para una niña, a los pocos minutos veo a una infante muy linda, una nena de unos 5 años que juega con algunas muñecas, ella me ve, juego un poco y de repente se escuchan pasos, parece ser que llega a la habitación una persona. Entra al cuarto un tipo que se me hace conocido, cuando lo tengo de frente me doy cuenta que es el tío Lucas, el padre de la niña y en un arrebato de furia, este golpea a la niña.

La escena se desvanece, sigo sin entender, la mujer de blanco llega por mí, avanzamos y llegamos ahora al departamento 215, mis ojos notan imágenes consecutivas, el tío Lucas fue internado aquí mismo, sobrevivió al incendio al igual que su hija pero le fue arrebatada por maltrato, tiempo después esos departamentos dejaron de ser habitados por los pacientes del asilo de Montreal.

Las imágenes se vuelven una película, después de que el edificio fuera utilizado por gente “normal” el departamento 215 es habitado por una familia hermosa, un padre y una madre con una niña de 5 años, entiendo que la madre es la mujer de cabello negro, es esa niña maltratada por el tío Lucas y regresó al departamento en donde vivió de niña y sufrió maltrato.

Siento ternura, no puedo comprender el motivo de su aspecto, algo tuvo que pasar para que se viera así o para que aterrorizara a medio mundo.

Llega la noche y la visión de un anochecer en familia termina, todos se van a la cama pero yo sigo ahí viendo todo, puedo caminar por el departamento y veo que la madre se despierta en plena madrugada, tuvo pesadillas y su esposo le comenta que era sólo un sueño, que su padre no le hará nada y ella al escuchar eso, se queda nuevamente dormida.

Pasa una hora de eso, la madera rechina y llega el tío Lucas, el padre de la mujer de blanco tiene en mano un cuchillo y llega al cuarto de los padres, golpea a la madre y asesina al padre, golpea bruscamente a la mujer dejándola casi inconsciente, entra la niña que despierta por el escándalo y el hombre hace lo mismo que hizo con su padre. La mujer está inconsolable y cuando Lucas se voltea, ella se clava un cuchillo diciendo “Tú no me matarás”.

Termina la imagen y aparezco en mi cama, todo fue un sueño y escucho que alguien susurra “Detrás de ti” volteo y veo…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.