Ayer me junté con Azucena, una amiga de hace tiempo que en cada encuentro me hace preguntarme varias cosas, cuestiones que no tengo contemplado hasta que la veo. La pregunta que emergió en nuestra última charla fue: “¿Eres celoso?” mi respuesta fue seca y directa “No, no lo soy” después de eso te recordé, pensé en tus ojos, en tu hermosa mirada, en tus manos perfectas que aunque distraída eres y en varias movidas pierdes hasta las uñas, me pareces perfecta y en ese recuerdo llegó la verdadera contestación a la interrogante de Azucena.

Si soy celoso, el más celoso, celo al piso que puede mirarte desde abajo, que puede sentir tus pasos pequeños pero gigantes que se acrecientan cada vez que quieres lograr algo. Celo al viento por chocar en tu cabello que normalmente está despeinado y no sabes la fascinación que me da al verlo agarrado, simple y sencillo, como tú, una belleza sin más explicación.

Podría afirmar que los celos me llegan en la noche por pensar que tu almohada es la que te escucha sin fin, sin parar, que sabe cada secreto que tu mente tiene, interpreta cada temor que sientes y sobre todo, entiende que sientes por mí.

La luna es la que más odio, el pensar que vela tus noches, te ilumina y acaricia tu piel blanca, tu piel lisa que por la noche duerme, hace el amor o no sé qué tanto hagas pero ella lo ve todo y aunque quiera, no me cuenta nada sobre ti, guarda tus secretos en lo más profundo de su ser.

Es una locura que yo me esté enamorando y a la vez hirviendo en un balde de celos que son cocinados por el contexto en el que te desenvuelves, en aquellos anteojos que guardan a las joyas más lindas que hay y hasta en tu boca misma que es domadora de leones, con una sonrisa ¡Vida mía! Haces milagros y paralizas a cualquiera que se cruce con tu expresión.

Podría decir que hasta celoso soy de tu ropa interior pero no quiero tocar esos temas porque llegaría muy profundo y creo que el tema de mis palabras han sido comprendidas a su máxima expresión.

Soy celoso por creer que hay algo mejor que yo para ti, voy al psicólogo pero ninguno me ayuda, todos dicen lo mismo “Usted está enamorado” me gustaría que volvieran a estudiar para entender que lo mío no es amor, es algo que nadie le ha puesto nombre y pocos sienten, pocos entienden el nivel al que he llegado a quererte pero que resumo con un frío “Si, creo que si soy celoso.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.