La verdad, no peca pero incomoda

Quien se sienta ofendido por el termino de mexicanidad, expresado por el Papa Francisco, en relación a una carta privada enviada a la presidenta de Argentina, donde le expresa que hay que tener sumo cuidado de no caer en la mexicanidad, haciendo referencia al terror que se vive en el país, al río de sangre que corre en diversas ciudades, la decadencia de la sociedad, las severas consecuencias del narcotráfico, por ello, quien se sienta mal, debe de analizar la realidad del México que estamos viviendo, echarle un vistazo a la notas rojas. Donde sobresalen asesinatos, suicidios, muertes por sobre dosis, estadísticas de niñas embarazadas, madres solteras, la ola impresionante de violencia doméstica, los divorcios, sin olvidar la corrupción o que las cárceles están llenas y los delitos de extorsión, robo, secuestro, asesinatos, están a la orden del día, hay verdaderas historias de terror en cada región, en cada rincón de esta hermosa tierra y la imagen que hay a nivel internacional, es una imagen pésima, no es el México del 68, ni el México del 86, nada que ver con lo que por años hemos proyectado, la inseguridad nos tiene secuestrados y el desmoronamiento de la familia es real y palpable, además, si alguien está debidamente informado, al tanto del palpitar del mundo, es sin duda, el Papa Francisco.

El hilo se revienta por lo más delgado

Parece ser, que la ignorancia es también una característica de esta crisis, y hoy quienes pecan de miopía, no ven o no quieren ver la cruda situación, como es el caso de los hogares disfuncionales y para entender que es un hogar disfuncional, veamos algunos sellos de distinción, como es el desorden en que se vive en un buen número de casas, no hay horarios para comer, cada quien tiene su propio rol y su propia isla, la comunicación familiar es nula y cuando se comunican es para pelear, criticar, hostigar y agredirse el uno al otro, no existe respeto, los padres como los hijos, les importa un bledo llegar borrachos o drogados, o ahí mismo intoxicarse, la idea del matrimonio, es una idea que se desvanece, se vive en hogares con madres solteras o divorciadas, con padres, hombres abandonados, deprimidos, decaídos emocional y espiritualmente, no hay hábitos, ni buenas costumbres, los valores brillan por su ausencia, el lenguaje es vulgar, grosero, no se respeta, ni la mesa, ni a los adultos, la adicción a los juegos cibernéticos y a los aparatos electrónicos está a todo lo que da. En adultos, jóvenes y niños, está haciendo crisis en la con vivencia y en la comunicación, viven un infierno, en un costal de perros y gatos, el hostigamiento, la violencia doméstica, los daños psicológicos, son sellos que marcan de por vida a los niños.

Mal de muchos, consuelo de tontos

Un salón de clases, de una escuela primaria pública o privada, es el claro reflejo de los hogares disfuncionales, salvo claro, con sus honrosas excepciones, estos niños, muchos de ellos, desnutridos, llegan a la escuela sin desayunar, mal aseados, descuidados, con sus zapatos sucios y su ropa arrugada, con lagañas, cansados, con los hombros caídos, mostrando una autoestima más que baja, tristes, inexpresivos, rígidos, con sus líneas de expresión en su rostro, de miedo, frustración, dolor y abandono, son niños, muchos de ellos, que no les da el sol, no salen de sus casas a jugar a darse un baño de tierra, a sudar y hacer ejercicio, prefieren estar prendidos de los aparatos electrónicos y puedan pasar prendidos de ellos, hasta por más de 8 horas, hay niños violentos, soberbios, que llegan a intimidar, a maltratar a los más débiles, ellos, hombres y mujeres, hostigan, maltratan mental, emocional, y espiritualmente a los más débiles o desprotegidos, en ambos casos, son el claro reflejo de lo que sucede en casa, o víctimas de los hogares a los que hago referencia y que muy pocas personas aceptan. La disfuncionalidad como tal, es normal, dicen muchos de ellos, es lo mismo que yo viví de niño y no pasa nada, triste es que sí pasa y el futuro de estas criaturas, es incierto, lleno de incertidumbre y de dolor. Niños pequeños, pequeños problemas, hijos grandes, grandes problemas.

11 mil embarazos en niñas de 13 a 16 años

En el estado de Chihuahua, el año pasado hubo un incremento considerable en el índice de jovencitas, menores de 16 años que dieron a luz, estos embarazos no se dieron por violación, ni les pusieron la pistola, ni las amenazaron, y en muchos casos no fueron drogadas o alcoholizadas, la mayoría de los casos, se dio por voluntad propia, por ignorancia, por inconciencia, pero ¿A qué obedece que pongan en riesgo sus vidas y la de las inocentes criaturas? Hay varios factores que se deben de considerar, primero, hay un despertar sexual en los niños, sin educación, ni guía, es como una alergia, juegan y no se toman en serio, no se respetan, muchas niñas andan de brazos en brazos, lo mismo sucede con un hermano de una amiga, el primo, el tío o cualquier otra persona, tener contacto sexual es de lo más común, la virginidad y llegar blancas y puras al altar, en muchas, es cosa del pasado, algunas niñas, buscan tener relaciones, facilitan el camino y los niños, obedecen a sus apetitos sexuales y a pesar de toda la información de prevención, a pesar de los pesares, las niñas, en un acostón, en una furia de pasiones, quedan embarazadas, dan a luz, se lavan las manos y dejan al recién nacido al cuidado de la abuela o de la madre, y después de un año, de nueva cuenta vuelven a embarazarse.

Las niñas de ahora…

Tienen un despertar sexual a muy temprana edad, carecen de respeto a ellas mismas, tienen una gran influencia en telenovelas, en las redes sociales y en la convivencia, se visten muy provocativamente, dejan poco o nada a la imaginación, se alcoholizan y se drogan con la mayor facilidad del mundo, bailan extremadamente coquetas, provocativas, buscando llamar la atención, despertar el apetito sexual de amigos o novios, buscándole el cascabel al gato, sin límite, luego, sin resistencia, salen con su domingo 7, sin duda, estas niñas, muchas de ellas, provocan sus propias consecuencias, son inmaduras, ingobernables, agresivas, por demás soberbias, viven en un hogar disfuncional, sin distinción, no es la clase social, es la carencia de amor propio, pasa por igual a ricos que pobres, les pasa a morenos o güeros, el puntos es, el pésimo ejemplo que reciben de sus padres, el otro punto, su autoestima baja, las deformación de sus valores y códigos de conductas, por supuesto, la nula educación sexual y el mal manejo de sus emociones, ansiedad y angustia, viven estas niñas en la insatisfacción total y son las arquitectas de sus propios destinos. El que busca encuentra. Súmale la ignorancia de tanta gente enferma que actúa dando mal ejemplo, carecen de armonía y hablan por hablar, desconociendo la enorme realidad, y es que muchas niñas le buscan el cascabel al gato. Gracias por leerme y más por escribirme [email protected] 614-410-0158 Búscame en Facebook y en Twitter @teo_luna. No tapes el pozo después del niño ahogado, tápalo antes de que sea demasiado tarde. Mis libros están a tu disposición en mi página crisiscreces.com

Consulta la siguiente Liga:

Por Ernesto Salayandia García

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.