Al leer estas historias ocurridas durante la cuarentena estarán de acuerdo con el célebre Pitágoras:

La libertad dijo un día a la ley: ¨Tú me estorbas¨.

La ley respondió a la libertad: ¨Yo te guardo¨.

Libertad de expresión

—¿Por qué continúo encerrada si no tengo Covid-19? —pregunta Brenda y…es devuelta inmediatamente a su patria—.

Las turistas con sentido común no son bienvenidas en el país.

DIFERENTE
— ¡Tú eres un niño diferente!—me dice Miguel, un policía que ama conjugar los verbos (maltratar, ofender, amenazar) con el objetivo de lograr que las personas obedezcan sin protestar las órdenes de la Organización Mundial de la Salud.
Mientras mis coterráneos le gritan: ¡Abusador! ¡Hitler! yo escribo en Facebook, Twitter e Instagram, su método para proteger a los civiles del Corona Virus y… ¿es verdad que soy diferente?

Sos artistas

“Abajo los Corona Ladrones”—escribe X—.

—¡Siete años de privación de libertad! —ordena el juez—.

Rita, la musa preferida de X, sonríe. Delatar a los artistas que detesten a los gobiernos que lucran con la desgracia del Covid-19, es su juego favorito.

¿La verdad?

Si fío, pierdo lo mío.

Si presto, al cobrar molesto.

¿El coronavirus te dejó sin dinero?

¡No te preocupes!

¡Págame la mitad del precio!

Pregona una y otra vez el vendedor más popular del barrio.

Una semana después… Miguel es condenado a tres años de prisión.

¿Su crimen?

¿Sobredosis de positividad?

¿Defenderse del Covid-19 con una sonrisa?

Según el presidente: ser humanista en tiempos de cuarentena, es nocivo para la sociedad.

¡No hay dudas! Hechos como el narrado anteriormente todavía suceden en la actualidad. El Corona Virus ha demostrado que no somos tan intocables como pensábamos. El stress, la desesperanza, el abuso de poder, el incremento de almas insensibles que luchan por enriquecerse con esta pandemia, entre otros conflictos que han sacado lo peor del ser humano, se han apoderado de las calles.
El gobierno trata de mantener el control utilizando la técnica del miedo, imponiendo grandes multas por no usar nasobuco y burlarse del distanciamiento social, cerrando negocios y en el pero de los casos encarcelando a los comerciantes que triplican los precios con el objetivo de aumentar sus ganancias; pero todavía nos encontramos con personas que siguen gritando a los cuatro vientos:
¡Es un país libre y hago lo que desee!

Estoy seguro que cuando esto se publique algunos me preguntarán:
¿Por qué hacerle caso al gobierno?
Solo les diría:
Los gobiernos no pueden decirle a un pueblo como pensar y actuar, lo que sí pueden influir en función del respeto a la diversidad cultural y crear condiciones para el desarrollo de la sociedad sin tener en cuenta raza, credo o cuenta bancaria.

Podría hacer una maestría sobre cómo está impactando el Covid 19 en el mundo pero…la Señora Síntesis me ordena ser breve.
Prefiero terminar estas líneas diciendo:
¡Hermanos, es hora de pensar diferente!
Es hora de…
Aprender a Ser
Aprender a Hacer
Aprender a Convivir
¡
http://https://www.magazinelatino.com/quebec-esta-al-comienzo-de-la-segunda-ola-de-covid-19/

Artículo anteriorMontreal: Una gata callejera le trae su camada a la mujer que le daba de comer
Artículo siguienteMigas de pan
Hebert Poll Gutierrez
Soy un artista de origen cubano. Soy un hijo de la Cultura y las Ideas que utiliza el arte como un instrumento de Paz y adoro conjugar el verbo comunicar sin tener en cuenta: raza, credo, religión o cuenta bancaria. También soy...Licenciado en Comunicación Social. Máster en Animación Sociocultural y Relaciones Públicas y Protocolo. Narrador para niños y Adultos. Animador Turístico. Dramaturgo. Narrador Oral Escénico. Tengo ocho libros publicados. Mi última obra es: ¿Cuba que linda es Cuba? (Editorial Primigenios, Miami 2020). También mis escritos aparecen en revistas y en más de 20 antologías de Cuba, Venezuela, Canadá, Estados Unidos, Uruguay, México, Alemania, Argentina y otros países. Actualmente resido en Calgary.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.