El primer ministro de Quebec, Francois Legault, informó sobre una reciente duplq1icación de hospitalizaciones y ausentismo de trabajadores de la salud debido a enfermedad.

La provincia de Quebec anunció el jueves un toque de queda nocturno antes de las celebraciones de la víspera de Año Nuevo al dispararse los casos de covid en todo el país.

“A partir de mañana (viernes) habrá toque de queda desde las 22H00 hasta las 05H00″, anunció el primer ministro de Quebec, Francois Legault, en una conferencia de prensa, y añadió que la medida es necesaria para frenar un aumento de covid-19 que amenaza con sobrepasar a los hospitales. “Es una medida extrema para una situación extrema”, argumentó.

Legault informó sobre una reciente duplicación de las hospitalizaciones y ausentismo de trabajadores de la salud debido a enfermedad.

Cualquiera que incumpla el toque de queda podría enfrentarse a una multa de hasta 6.000 dólares canadienses (4.700 dólares estadounidenses).

Las fiestas privadas en Quebec también fueron prohibidas, y se ordenó el cierre de restaurantes y otros lugares.

También el jueves, Ontario restringió los lugares para conciertos y deportes bajo techo al 50% de su capacidad o 1.000 personas, lo que sea menor, y autorizó la cuarta dosis de la vacuna para ancianos de hogares geriátricos.

Mientras tanto, Columbia Británica canceló todas las festividades de Año Nuevo, permitiendo solo comidas en restaurantes “sin mezclarse ni bailando”, según un comunicado.

Quebec había impuesto previamente un toque de queda de enero a mayo para frenar la propagación de covid-19, poco después del descubrimiento de la variante delta.

Canadá no ordenaba un toque de queda de esta escala desde el brote de gripe española hace un siglo, según historiadores.

A principios de esta semana, Quebec decidió permitir que el personal de salud que tenga covid-19 y sea asintomático continúe trabajando, por temor al colapso del sistema sanitario.

Canadá ha informado de un número récord de casos de covid-19 en los últimos días, duplicándose respecto a la semana pasada hasta más de 30.000 nuevos contagios el jueves, derivadas de la variante ómicron.

Sin embargo, los funcionarios de salud pública advirtieron sobre la falta de datos ya que la capacidad para testear está sobrepasada.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.