Las ventas de bebidas alcohólicas en todo Canadá pronto podrían liberalizarse después de que un juez de la provincia de New Brunswick señaló este viernes que las restricciones a la venta y trasnporte de alcohol son inconstitucionales.

El fallo hace referencia a una multa impuesta a un jubilado por consumir licores de Quebec, su provincia natal, en New Brunswick, violando legislaciones que limitan llevar alcohol de otra región a una sola botella de licor o vino, o 12 botellas de cerveza.

Gerard Comeau fue multado con 233 dólares en 2012 por transportar 14 cajas de cerveza, dos botellas de whisky y una botella de licor en la frontera entre New Brunswick y la vecina Quebec, donde son más baratos.

Un juez de la Corte Provincial desestimó el cargo, al dictaminar que los padres fundadores de la confederación canadiense siempre tuvieron en mente que hubiese libre comercio sin restricciones entre las diferentes regiones.

Comeau dijo a los periodistas a la salida de la corte que espera que la policía le devuelva los licores y poder viajar a Quebec para comprar más. “Después de tres años, estoy sediento”, señaló a la cadena CBC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.