El gobierno canadiense teme el filtrado de datos de seguridad nacional a través de Google Translate y herramientas similares.

Google Translate es una de las herramientas más populares de Internet y registra más de 500 millones de traducciones diarias, que son realizadas por las personas de más diverso origen y profesión. Esto también incluye a los funcionarios de gobierno de Canadá.

¿Qué particularidad tiene este grupo de trabajadores? Pues que su uso del traductor de Google y otros servicios similares ha causado gran preocupación en el gobierno canadiense debido a la filtración de información que podría ser de seguridad nacional.

Según información recogida por Radio Canada, las autoridades federales de Canadá realizan más de un millón de solicitudes en Google Translate y otros traductores de Internet. El área de Servicios Compartidos y el Departamento de Justicia encabezan la lista.

Hay que hacer la precisión de que el 90% de las traducciones se hace a través de la herramienta gratuita de Google, que brinda un nivel de confidencialidad a la altura de las transacciones bancarias.

En el caso del 10% restante de los traductores usados por los trabajadores del gobierno canadiense, se puede hablar de conexiones inseguras, pues existe la posibilidad de que una agencia de inteligencia extranjera obtenga gran cantidad de información de forma constante en las traducciones hechas por los funcionarios. Sin embargo, el hablar de Google las consideraciones cambian.

Pese a la seguridad que ofrece la herramienta Google, la desconfianza viene de ciertas cláusulas que otorga a la empresa una licencia sobre el contenido que el usuario ponga en circulación a través de sus servicios. Este apartado incluye la modificación, almacenamiento e incluso la difusión de esta información.

A fin de evitar cualquiera de estos inconvenientes con el uso de Google Translate, el gobierno de Canadá desarrolló su propia herramienta de traducción automática con un costo que supera el medio millón de dólares y ha decidido impulsar el bilingüismo en su trabajadores. A pesar de ello los servicios de traducción gratuitos todavía son usados por los funcionarios, que parecen no haber recibido una directiva clara sobre el uso de estos traductores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.