El grave error fue descubierto luego de que la pareja de la fallecida llamara para reportar su desaparición.

Los servicios de emergencia de la ciudad de Sherbrooke, en la provincia canadiense de Quebec, confundieron los restos carbonizados de una mujer con un maniquí y arrojaron el cadáver a la basura, informan medios locales.

El hecho sucedió durante la mañana del 23 de julio -aunque solo trascendió esta semana- luego de que se haya reportado un pequeño incendio en un área cubierta de maleza detrás de una fábrica.

Los bomberos que acudieron al lugar descubrieron allí lo que creyeron inicialmente que era un maniquí de silicona consumido por el fuego.

Minutos más tarde llegó la policía y, tras consultarlo entre el personal de ambas fuerzas, se decidió desechar el ‘muñeco’ en un contenedor situado en el territorio de la comisaría.

Al cabo de cuatro horas, la Policía recibió una llamada de un hombre que denunció la desaparición de su pareja. La investigación del hecho llevó a localizar el vehículo de la mujer desaparecida abandonado cerca del lugar del incendio, mediante el rastreo de la señal de su teléfono móvil.

Entonces uno de los oficiales que había acudido al lugar del siniestro sospechó que podría haber un vínculo entre ambos sucesos y finalmente se percató del error.

De momento se desconoce la identidad de la mujer ni las circunstancias de su fallecimiento.

Desde la Policía han expresado sus condolencias a la familia de la difunta y precisaron que se ha abierto una investigación por muerte sospechosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.