Contradicciones respecto a la marihuana. Muchos jóvenes que están prendidos de la hierba, afirman que no es una droga peligrosa, que cuando ellos quieran, la dejan, que es medicinal, que no puede ser tan mala, cuando en muchos países y en un buen número de estados de la Unión Americana ya está autorizado su consumo, dicen que nadie se ha muerto de sobredosis, afirman que el cigarro atrofia más el cuerpo que la conocida mota y tienen firmes y variables argumentos para justificar su consumo, ante su negativa e ignorancia, les pregunto.- Tienes hermanitos pequeños?.- Sí, por qué.- Tienes sobrinos chiquitos?.- Sí por qué?.- Fumarías delante de ellos marihuana?. Claro que no?.- Por qué?.- Pues porque es malo.- Y entonces?.- Por qué fumas? Mira, les digo, tu problema no es la droga.- No? El problema eres tú mismo.- Porque te levantas después de las doce del mediodía, porque dejaste la escuela y no haces nada, ni estudias, ni trabajas, porque eres explosivo, mecha corta, no se te puede decir nada, porque de inmediato explotas, porque tienes problemas de comunicación con tu familia, porque has descuidado tu imagen, tu persona, te has abandonado a ti mismo, porque te juntas con pura gente mediocre y fracasada, sin presente ni futuro, porque no tienes una relación de pareja estable?, sabes por qué?, porque tú eres inestable, un enfermo emocional que no quiere ver su realidad y se fuga en la droga; claro que les molesta mis comentarios y lo que quieren escuchar es, como equivocadamente piensan muchos padres.- No hay de qué preocuparse, es parte de la edad, algún día van a dejar de consumir….. Si, como no.-

Cuestión, de vida o muerte. Yo vengo de la rotunda negación, me alcoholizaba mañana, tarde y noche. Me drogaba para vivir y vivía para drogarme, cuando un alcohólico se presenta en mi estudio a las 8 o 10 de la mañana, lo mismo, si vamos al CERESO, a un centro de rehabilitación o una escuela, el amigo no puede y no quiere dejar de beber y por más que le dices, estás en alto riesgo, debes de parar, te da la vuelta con salidas por demás incongruentes y se justifica.- Tengo demasiado trabajo, ando muy presionado, ya no aguanto a mi mujer, mis hijos me fastidian todo el tiempo.- Le digo, si no paras, te va a dar una congestión alcohólica, ya traes problemas con el hígado y el corazón, tu cara esta roja como el típico teporocho, por favor atiéndete, vamos a una clínica a que te hidraten, a que te desintoxiques.- A un borracho como yo, se le hace una ofensa que le digas eso, le pones todos los peros al internamiento de 10 a 15 días.- Te vas a morir, te va a dar un ataque de epilepsia.-Le haces ver la ruina de su vida, lo atacas por la pésima comunicación que tiene con sus hijos, las pérdidas de trabajo, la decepcionante imagen que da ante clientes, siempre apestando a alcohol, viviendo de noche, y supuestamente activo de día. Qué es lo que no entiende este amigo, ya la perdió todo y cómo debes de hablarle a un negado, cuando sabes que la intoxicación alcohólica aguda se produce cuando se ha bebido en breve tiempo una cantidad de alcohol que el hígado no alcanza a metabolizar o desechar.

Hay de todo en la viña del Señor. Tengo la fortuna de recibir llamadas telefónicas de muchas partes de América, muchos lectores me escriben a mi correo o me buscan en Facebook y tengo la paciencia de escuchar y de leer con atención cada mensaje, pero me doy cuenta de que piden ayuda, rogándole a Dios no encontrarla, ya sean madres desesperadas, esposas dolidas por infidelidad, alcoholismo,  o una mala relación, adictos prendidos de sustancias tóxicas, maniaco depresivos y muchos lectores más, hay un caso de una joven prendida de un mundo de sustancias, llena de frustración, en depresión permanente, invadida de sus pensamientos negativos, la escucho una y otra vez, ya no le doy sugerencias, porque todo lo que le digo que la puede ayudar, me dice.- Ya lo hice, pero no me funcionó.- Solo la escucho y comprendo que definitivamente ella no quiere, me dice de sus grandes planes, de que ya consiguió trabajo, de que está muy entusiasmada y a los tres días me habla y me cuenta una cruda realidad, está empastillada, saturada de cocaína y alcohol, deprimida y no sabe qué hacer. Mi amigo Johnny, es otro triste caso, llevo más de 15 años tratándolo de ayudar, lo interné con el consentimiento de su familia, en dos ocasiones perdió su  plaza como maestro, vive solo, prendido del Tafil y del alcohol, él tiene grandes planes para trabajar conmigo, de ayudarme con sus ideas y dinámicas para mis talleres, es muy bueno, tiene un sobrado talento, es sumamente inteligente y por lo menos cada semana, me habla, llora y me promete que la próxima semana ya se va a incorporar a mi estudio, por más que le digo que quiero ayudarlo, él se resiste, piensa que lo voy a internar, odia los anexos y lo invito a que venga temprano a mi estudio y se ponga las pilas, mi amigo, como la chica anterior, no quieren salir del hoyo, y de mi voz, quieren escuchar otras palabras, no las palabras crudas y reales con que me expreso, las verdades que les digo y les duelen. Cualquier mediocre se hunde en depresión.- Eres mediocre?.

Los tiempos son de Dios. Llegan tristes, apagados, frustrados, muchos padres que se acercan a pedir ayuda, y el perfil es exactamente el mismo.- Un consumo diario de marihuana y de otras sustancias, ya dejó la escuela, anda con puro malandro, gente rara en su manera de hablar y de vestir, él se ha abandonado a sí mismo, en muchos casos, se gesta el auto robo, comienzan a robar objetos de sus casas para sostener el nivel de intoxicación a que están acostumbrados y la historia que tú y yo conocemos, jóvenes violentos, agresivos, intocables, soberbios, y me piden el consejo, la sugerencia.- Una, los miro a los ojos y les digo.- Sácalo de tu casa- Deja que toque fondo, déjalo sin dinero y dile a todos sus amigos, a sus familiares, que no le den posada.- Dos.- Intérnalo.- Tiene que parar.- Se sienten desconcertados, ofendidos y en determinado momento, hasta se burlan de ti.- En mi caso.- Mi madre y mi mujer, no hicieron otra cosa más que prolongar mi agonía, siempre tuve dinero a mi alcance, ellas pudieron haber cerrado el chorro, pero todo resolvían, si me demandaban por algo, si me cortaban la luz, si me hacía falta cualquier cosa, ahí estaba la chequera a mi disposición, y sé que esta enfermedad es cruel, es devastadora, porque yo lo viví en carne propia, pero sé también, que a grandes males, grandes remedios, afirmo que es una elección de cada quien y eso se los digo a mis hijos.- Estás propenso, la enfermedad está en tu cuerpo, en tus venas, en tu sangre, el alcohol es un detonador, si usas drogas, no vas a poder parar y te va a robar tu libertad, lo vas a perder todo y cuando te estés hundiendo e intoxicando, en ese momento te vas de la casa y te olvidas de todo.

Buzos Caperuzos. Disfruto mucho mi labor social en las escuelas primarias, secundarias, preparatorias y de educación superior, aprendo de ellos, me comprometo a cambiar y es un verdadero regalo, hablar de mí y de mi enfermedad y creo que por ahí debe de estar la solución a esta decadencia social, a que hagamos conciencia y despertemos el respeto, el amor propio, el carácter y el compromiso en niños y jóvenes. Cierto es que fumé como desesperado, al final me fumaba casi tres cajetillas al día, fumé irresponsablemente delante de mis hijos, en lugares cerrados, gracias a Dios, voy para 16 años libre de humo, ahora no soporto el cigarro, ni el tufo de un fumador, sé que el tabaco en su mayoría, está elaborado con más de 180 sustancias, en diferentes cantidades, algunas adictivas, otras tóxicas. Por ejemplo: el alquitrán, que se obtiene por la destilación del petróleo, la cetona, el ácido cianhídrico, la neftalina, utilizada como veneno para roedores, DTT, sustancia insecticida y muchos otros componentes que causan daño al organismo. Más de 4 mil sustancias tóxicas, 9 de ellas son las que usan para procesar la cocaína, por ello es altamente adictivo, se me hace un crimen que fumen en lugares cerrados y delante de los niños, lo que generas es que estos niños tengan un despertar acelerado en su ansiedad, y si de adultos no llegan a fumar cigarrillos, pero tuvieran un nivel muy alto de ansiedad, habrán de llenar esa ansiedad con sustancias tóxicas, adrenalina, juego, comida, neurosis y otros, no hay manera de convencer a un fumador empedernido a que sea responsable y no dañe a sus familiares pequeños, sobre todo niños de corta edad, es un verdadero crimen, y lo único que  habrán de vivir, es un v verdadero problema en algunos años, cuando estos fumadores pasivos, se conviertan en adictos, tener un drogadicto en casa, es como si tuvieras una maldición. Como siempre, gracias por leerme, por comprar mis libros, y más por escribirme.- Una sonrisa por dentro y otra por fuera. [email protected] Sigue la huella en Twitter @teo_luna, búscame en Facebook, lee este artículo completo en crisiscreces.com

Te recomiendo la siguiente liga:

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.