Estamos en febrero, el mes más rosado del año. En este momento los corazones, las flores y los chocolates están desfilando por las calles: el amor se respira en el ambiente. Las personas regalan cursilerías, muchos comparten en pareja, y otros pretenden amar más que de costumbre. Quedan pocos días para el tan esperado día de los enamorados. Quizá algunos no contamos con la dicha de compartir esta fecha con el amor de nuestra vida, y es que tal vez ni siquiera lo conozcamos. Pero ¿qué importa?, tenemos amigos, y en San Valentín también se celebra la amistad. Existen razones de sobra para brindar por ellos, son la familia que escogemos, y con quienes nos sentimos felices. Cultivar la amistad permite generar endorfinas, por eso nos sentimos tan bien cuando compartimos un rato con estos seres tan especiales.

Para algunos, la amistad es una droga sana. De hecho, un estudio realizado en la Universidad Brigham Young, en Estados Unidos, indicó que la falta de relaciones sociales equivale a fumar más de 15 cigarros al día. Diversas investigaciones demuestran que tener amigos promueve en las personas un estilo de vida saludable. De allí el interés eterno de nuestros padres por conocer a nuestros compañeros de aventuras. El papel que juegan los amigos durante nuestra infancia es fundamental. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Development and Psychopathology la depresión en los niños está relacionada con la ausencia de amigos. Y es que, sin importar la cantidad, tenerlos es esencial para nosotros porque nos dan fortaleza, nos animan y son los responsables de alejarnos de cualquier sentimiento de tristeza que podamos sentir.

Por otro lado, según una investigación divulgada en Annals of Behavioral Medicine, socializar con personas sirve como sustituto de la comida, y evita que abusemos de alimentos que son innecesarios para nuestro organismo. Con relación a este punto, otro estudio publicado en la revista Obesity asegura que cuando las mujeres se rodean de amigas que se preocupan por el peso y por tener una alimentación sana, tienden a engordar menos.

Los amigos nos regalan risas, y reírse es una medicina natural maravillosa. Cada vez que lo hacemos nuestro pulso aumenta, el estrés disminuye y la presión arterial baja. En este sentido, existen investigaciones que demuestran que las personas con pocos amigos tienen más probabilidades de morir de ataques al corazón. Y es que son individuos tan asombrosos que con sólo tenerlos presentes, se convierten en el mejor de los analgésicos. De acuerdo con un estudio publicado en la revista Psychosomatic Medicine, cuando tenemos a un amigo con nosotros cada vez que debemos pasar por situaciones que implican sufrimiento (recibir una inyección, por ejemplo), se reduce nuestra percepción del dolor. ¿No son maravillosos?

Pero la amistad no puede existir por sí sola, si no hay reciprocidad se convierte imposible conservarla por mucho tiempo. Es primordial mantener la comunicación y el contacto con nuestros amigos. Y resulta fabuloso aprovechar esta fecha para compartir con ellos, escribirles o, simplemente, hacerles una llamada que les recuerde lo importantes que son para nosotros. ¿Qué esperas? Levanta ese teléfono ya.

———————————————————————————————

Erika De Paz

Comunicadora social caraqueña egresada de la Universidad Católica Andrés Bello. Instructora de Pilates y practicante de yoga. Adora leer, escribir y pasar tiempo investigando sobre el bienestar. La salud, la buena alimentación, el deporte y la felicidad son sus temas favoritos, y los protagonistas de este blog.

———————————————————————————————

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.