Acaba de terminar el mes de marzo y pronto debería llegar la primavera. La verdadera primavera de Montreal, con sus heladerías y sus terrazas llenas de sol. Saldrán los ciclistas, la ropa ligera y las gafas de sol. Pero antes de eso todavía quedan un par de semanas… Todavía estamos en principios de la primavera y en la provincia de Quebec, estas semana son las últimas para probar la experiencia de la «cabane à sucre» (que se podría traducir por «cabaña de azúcar», aunque no creo que haya un equivalente en español dado que la «cabane à sucre» es algo muy típicamente quebequense.) La cabane à sucre tiene su origen en tiempos bastante lejanos. De hecho, empezó muchos años antes de que lleguen los franceses en Quebec.

Son los amerindios que fueron los primeros en descubrir que se podía comer la savia de los arces. Usando su tomahawk (una hacha), hacían muescas en los arces para recoger la savia y luego concentrarla para hacer lo que hoy conocemos como el jarabe de arce, el tan típico «sirop d’érable». ¿Sabían que se necesitan entre 30 y 40 litros de savia solo para producir un litro de jarabe?

Hoy por supuesto no se hace así el jarabe de arce. Hemos desarrollado el precioso jarabe hasta llegar a producir muchos productos derivados del arce, tal como la mantequilla de arce o «beurre d’érable», el azúcar de arce o «sucre d’érable» y aun muchos más.

Pero la tradición de la cabane à sucre, aquí en Quebec representa mucho más que arce. Las cabanes à sucre tal como las conocemos hoy empezaron a existir a principios del siglo XIX y hoy todavía hacen parte de la auténtica cultura quebequense. ¡Quien viene en Quebec durante la primavera tiene que probar la experiencia!

Porque la cabane à sucre es también un símbolo de familia y de amistad. Es, un poco como Navidad, un pretexto para reunirse y festejar sin preocupaciones. ¡Por supuesto apreciamos también la comida! Pero más que eso, en una verdadera cabane à sucre habrá música tradicional, habrá paredes madera, habrá nieve afuera…. Es decir, habrá amor, comunicación fiesta y placer.

Cada niño quebequense, yo incluida, recuerda las inmensas reuniones familiares anuales a la cabane à sucre. Las tías y los tíos bailando, los nietos jugando, los padres comiendo y hablando… a veces había un carruaje y no íbamos todos a pasear en la nieve… que buenos recuerdos, ¿no?

Desgraciadamente, muchas veces ocurre que uno se decepcione al llegar allá. Hay que elegir bien la cabane à sucre a la que vamos porque no todas tienen buena comida no todas tienen música, ni siquiera se parecen a auténticas cabanes à sucre. ¡Hace poco vi un anuncio para una cabane à sucre sin gluten! ¡Por favor! El verdadero espíritu de la cabane à sucre, ya lo dije, no es la comida sana sino la fiesta y el placer de comer y de estar juntos.

Les doy aquí un ejemplo de menú tradicional de cabane à sucre:

  • Cretons Jambon tranché (Jamon)
  • Saucisses dans le sirop (salchicha en jarabe)
  • Fèves au lard (frijoles con tocino)
  • Sirop d’érable (¡por supuesto!)
  • Omelette (tortilla)
  • Soupe aux pois (sopa de guisantes)
  • Oreilles de crisse (intraductible)
  • Las tradicionales 

Finalmente llegamos al último pero inevitable elemento de este día: los caramelos de arce.

Hay que ver como se desarrolla todo el proceso de la fabricación y como se sirven los caramelos sobre la nieve. ¡Pero más que todo hay que probarlo! Pero atención; ¡es algo muy dulce!

Entonces, si he logrado darles ganas de ir allá, no esperen demasiado, ¡que el periodo de la cabane à sucre pronto va a terminar! Y quién sabe, quizás les gustará tanto que, como yo, ¡se volverán clientes anuales!

—————————————————————————————

Marion Bogos es estudiante en Estudios hispánicos en la Universidad de Montreal,  se interesa en idiomas, culturas, artes y literatura hispanoamericanas y españolas. Ha viajado mucho y tiene una gran experiencia de trabajo. Escribe con el fin de informar a sus lectores sobre su campo de especialización y sobre su ciudad de origen, Montreal.

—————————————————————————————

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here