Digamos que has decidido comprar un auto nuevo. Ya has elegido el color, marca y modelo, y te imaginas conduciéndolo por las autopistas. Pero aún tienes que decidir si vas a arrendar o comprar. ¿Conoces la diferencia?.

Estos son algunas informaciones básicas acerca de las mejores opciones para ayudarte a tomar la decisión adecuada, cortesía de varios expertos en cuestiones de automóviles.

Propiedad

  • Alquiler: No hay propiedad del vehículo, el cual se debe devolver al término del contrato, que es por lo general de tres a cuatro años. La mayoría de las variantes de arrendamiento indican la posibilidad de comprar el automóvil.
  • Compra: Se disfruta de los beneficios de poseer algo que se puede mantener hasta que se decida vender o intercambiar.

El auto de tus sueños

  • Alquiler: Puedes conducir un auto que no puedes costear, ya que los pagos mensuales son menores que si solicitas un préstamo de compra.
  • Compra: Estarás pagando el costo total del vehículo, debido a lo cual es preciso tener los medios financieros para liquidar el préstamo.

Pagos mensuales

  • Alquiler: Pagarás por la depreciación del vehículo durante el período de arrendamiento, así como los intereses y otras cuotas. Los pagos mensuales son menores que los de un préstamo. También puedes pagar por adelantado lo que desees y puedas. Pero no es aconsejable depositar demasiado, ya que los pagos económicos del arrendamiento hacen más ventajoso mantener el dinero en el banco.
  • Compra: Pagarás por el costo, intereses y otras cuotas del vehículo, independientemente de las millas que recorras. Los pagos mensuales son más altos que los correspondientes a un arrendamiento.

Millaje/Kilometraje

  • Alquiler: Si no recorres mucha distancia, el arrendamiento podría ser tu mejor opción, pues la mayoría de estas variantes limitan el millaje. Si te pasas del límite, tendrás que pagar más cada mes (generalmente es más económico pagar por anticipado que al final del período de arrendamiento). A cambio, serás más propenso a gastar más por concepto de mantenimiento. También podrías recibir un reembolso parcial por las millas que no recorriste.
  • Compra: Puedes recorrer todas las millas/kilómetros que desees. Pero un mayor millaje/kilometraje impactará en el valor del vehículo, y puede traer por consecuencia reparaciones frecuentes y visitas de mantenimiento programadas.

Reparaciones

  • Alquiler: Si arriendas el automóvil hasta que expire la garantía del fabricante, no tendrás que pagar reparaciones importantes. Y como no eres el propietario del auto, no tendrás que realizar cambios como la actualización de equipos o pintura exterior.
  • Compra: Puedes hacer todas las actualizaciones o cambios que desees, pero tendrás que asumir el pago de cualquier reparación importante.

Término del contrato o pago total

  • Alquiler: Tendrás que pagar todas las cuotas por concepto de terminación del período de arrendamiento, comprar un automóvil nuevo o arrendar otro. Si decides concluir anticipadamente el contrato de arrendamiento, deberás pagar una penalidad. También tendrás que responsabilizarte por el desgaste excesivo, (como los neumáticos dañados, por ejemplo) cuando devuelvas el vehículo (lee con detenimiento las advertencias del contrato de arrendamiento).
  • Compra: Al término del préstamo, ya no tendrás que hacer más pagos. Si pagas el préstamo con anticipación, serás responsable de cualquier pago adicional de liquidación. A la hora de comprar un auto nuevo, puedes vender o intercambiar el que tienes actualmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here