Las provincias canadienses de Montreal y Quebec mantienen un lugar importante en el radar del mercado de autos eléctricos, en buena medida por la porción del mercado que poseen, y por las recientes políticas de adopción de vehículos enchufables que ha mandatado el gobierno central.

Quebec, sin ir más lejos, es el onceavo mercado de nuestro continente más importante para la industria; sólo detrás de las 10 entidades de los Estados Unidos que adoptaron el mandato cero emisiones (ZEV), que naciera en California hace cinco años.

Montreal, por otro lado, de la mano de pequeñas compañías como Taxelco y Taxi Hochelaga, había estado consolidando una respetable flota de taxis eléctricos. Desde entonces hasta ahora, y teniendo a una de las mayores competidoras al lado –Uber– la parte eléctrica del mercado de autos bajo demanda había estado creciendo.

Taxelco empezó sus servicios con una flota de apenas 50 taxis eléctricos, y después de que comprara a Taxi Hochelaga en agosto de 2015, la compañía fortaleció sus capacidades hasta poseer alrededor de 500 unidades y unos 1000 choferes; aunque las unidades de Hochelaga no eran eléctricas, esta adquisición le permitió a la compañía iniciar su programa piloto con una base sólida de operaciones. Para 2016, la compañía ya sostenía una flota, completamente eléctrica, de 110 unidades.

La disposición de Montreal para los taxis de su ciudad, era que, para obtener las licencias, los choferes tenían que estar entrenados al menos durante 150 horas; con estas disposiciones, Uber había estado operando dejando en la sombra a las startups como Taxelco; no obstante, el gobierno local aprobó una disposición recientemente que elevaba esas 150 horas hasta las 350.

Después de este mandato, Uber decidió cancelar sus operaciones en Montreal, dejando disponible una importante porción de su mercado; esa oportunidad la ha aprovechado ya Taxelco.

Durante el fin de semana se confirmó que la compañía ha iniciado un programa de expansión de sus operaciones, con 350 unidades completamente eléctricas nuevas, y ocupará el lugar que dejó Uber.

Alexandre Taillefer, dueño de Taxelco, explicó para los medios de Montreal, que la mayor queja que tenían sus usuarios es que había muy pocas unidades: “pero no teníamos pocas unidades por gusto, sino porque el gobierno de Quebec no nos permitía tener más”.

Ahora, Taxelco ocupará el espacio vacío de autos eléctricos bajo demanda en Montreal, con una flota consolidada de casi 500 unidades, bajo su firma Téo Taxi; posicionando a la ciudad canadiense justo al lado de la ciudad italiana de Florencia, que posee de igual forma una sólida flota de 500 taxis eléctricos: las más largas del mundo.

Los modelos que usualmente utiliza la compañía para ofrecer sus servicios son los modelos Tesla X, S y el reciente 3; las SUV’s de Tesla; Nissan Leaf’s (el líder mundial en la revolución del taxi eléctrico); y el eléctrico de KIA, el Soul.

En orden de alcanzar el pico de sus operaciones, la compañía sumará 40 nuevas unidades cada dos meses. Las ambiciones de electrificar Montreal por parte de Alexandre Taillefer no se quedan solamente en el segmento de taxis eléctricos o de servicios de carros bajo demanda: planea ofrecer servicios de carga y transporte de mercancías con camiones eléctricos, bajo su firma Téo Cargo. El plan es que para el próximo año opere una flota de 10 camiones de 18 ruedas para transportar mercancías de Montreal a Toronto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here