El cambio de estación es un buen momento para hacer una limpieza a fondo en casa. Y aquí, en Quebec el “spring cleaning” en inglés o “le nettoyage de printemps” en francés es una tradición.

Es imprescindible hacer la limpieza de primavera cada año para sanear la casa. Según el Feng Shui, el desorden y la suciedad alteran la armonía y el equilibrio de la energía a nuestro alrededor. Todo lo que ya no te sea útil, regálalo, no lo botes ya que alguien puede necesitarlo.

En este artículo te ayudamos a organizarte con algunas ideas para empezar la primavera con buen pie.

Elabora un plan de trabajo. Piensa cuántos días tienes para dedicar a la limpieza y reparte las tareas. Busca ayudantes, toda la familia debe participar. A los niños también hay que encargarles algo, a ellos les gusta ayudar.

Saca la ropa de verano y guarda la de invierno, tanto la ropa de la familia como la ropa de casa. Mientras lo haces, selecciona todo lo que no has usado en el último año, lo que ya no te gusta, la ropa que le ha quedado pequeña a tus hijos y déjala por aparte.

Lleva los edredones, o duvets, y las alfombras a la tintorería antes de guárdalos. No te olvides de lavar las cortinas, fundas de los sofás y cojines. Es un buen momento para darle la vuelta al colchón.

Limpia los cristales a fondo ahora que ya ha pasado la nieve. Aunque los limpies de vez en cuando durante el año, este es el momento de hacerlo más a fondo. Luego solo tendrás que repasar las marcas de las manos.

Limpiar el baño y la cocina, incluidos sus armarios por dentro y por fuera, es lo más pesado de la limpieza de verano. Aquí sí que vas a necesitar ayuda para no estar subiendo y bajando la escalera mientras vacías y limpias los armarios altos. Un truco para esto sea más facil el año que viene es poner mantel de hule o plástico (se compra por piezas y se puede recortar) dentro de los armarios para que puedas sustituirlo mas facilmente luego de un año. Para las manchas de moho del baño que no salen ni con bicarbonato ni con lejía existen blanqueadores. No olvides revisar la fecha de caducidad de los alimentos de tu despensa y del botiquín.

Limpia las paredes y techos. Sería ideal que pudieras pintar cada año, es lo mejor para sanear la casa. Pero si este año no tienes tiempo para hacerlo, no dejes de limpiar las paredes y techos. Algunos aspiradores tienen un accesorio para ello, pero si no lo tienes puedes poner un paño nuevo recubriendo la escoba y pasarlo por toda la superficie y especialmente por los rincones para quitar polvo y telarañas.

Haz una lista de las cosas que siempre se te olvida limpiar como las puertas, interruptores de la luz, lámparas y bombillas, zócalos y rodapiés, cuadros, etc. Nol olvides ajustar los medidores de humedad y cambiar los filtros de aires de la casa.

Da un repaso a tus plantas. Es momento de podar, trasplantar, o sembrar nuevas.

Por último, organiza tus documentos. Primero separa los que son importantes de los que no tiene sentido guardar. Compra carpetas o archivadores para clasificarlo todo de forma que sea fácil localizarlo cuando lo necesites.

Si tienes muchas cosas que ya no usarás, sería una buena idea de realizar una venta de garage o sino donar las cosas al centro de recuperación. No olvides también de separar las cosas reciclabes como pilas, madera, fierro u otros yu dejarlos en los centros de reciclaje de tu municipalidad y asi ayudar un poco a nuestro planeta.

¡Buena limpieza!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here