Bungalow Belt

Este lunes entraron en vigor en Canadá nuevas normas federales en materia de hipotecas para la adquisición de una vivienda.

Las nuevas medidas afectan la compra de propiedades que cuestan más de 500,000 dólares, lo que representa un pequeño porcentaje del total del mercado inmobiliario.

Los compradores todavía pueden depositar solamente el cinco por ciento para comprar una primera vivienda de un valor máximo de 500.000 dólares.

Si la casa tiene un valor superior al medio millón de dólares, los compradores tendrán que depositar como primer pago por lo menos un 10 por ciento del valor de la vivienda.

El ministro canadiense de Finanzas, Bill Morneau, declaró que la nueva medida, en vigor desde este lunes, tiene como objetivo asegurarse que los compradores tienen suficientes fondos para la compra y también busca proteger a los contribuyentes en caso de estallido de la burbuja inmobiliaria.

Los prestamistas también se encuentran sometidos a partir de la fecha a nuevos requisitos de capital para poder enfrentar el riesgo cada vez mayor en el mercado de los bienes raíces que ellos financian.

Por su parte, la entidad federal, la Corporación canadiense de hipoteca y vivienda, cambiará las tasas que carga a los emisores de valores respaldados por hipotecas.

El Ministerio de Finanzas ha reforzado las normas que rigen las hipotecas en varias ocasiones en los últimos años, incluyendo requerimientos más estrictos en la gestión y ejecución de los préstamos. Esto a fin de eliminar a los compradores marginales y los especuladores.

Fuente: RCI

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here