La docente trabaja en un pequeño pueblo de esquimales con adolescentes en riesgo de exclusión.

La profesora canadiense Maggie MacDonnell ha sido la ganadora del «Global Teacher Prize» anunciado este domingo en Dubai, un galardón conocido como el «Nobel de la Educación» y al que también optaba el docente español David Calle, que finalmente ha quedado entre los diez finalistas. «Nosotros importamos, los profesores importamos», ha exclamado la ganadora tras recibir el premio.

MacDonnell trabaja en una comunidad de la etnia inuit en una región del Ártico Canadiense, a la que solo se puede acceder en avión. Entre sus alumnos hay una alta tasa de suicidios, elevados niveles de abuso sexual y embarazos no deseados. En esas condiciones también hay una gran rotación de docentes, lo que dificulta la calidad de la educación. «En solo dos años fui testigo de diez suicidios», ha explicado la profesora, a la que los organizadores del concurso destacan por haber logrado un enfoque educativo «integral» para introducir dinámicas de vida más saludables entre la población y fomentar la implicación de sus estudiantes en la comunidad.

Otros diez profesores nominados

La profesora ha recibido el premio en una ceremonia en la que han participado otros nueve profesores nominados, procedentes de España, Pakistán, China, Jamaica, Reino Unido, Alemania, Kenia, Australia y Brasil. El premio ha sido anunciado desde la Estación Espacial Internacional y el responsable de entregarlo ha sido el jeque de Dubai, Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum, ciudad en la que se celebra el Global Education and Skills Forum 2017.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ha enviado un mensaje en vídeo para felicitar a la profesora y ha hecho hincapié en el valor de la profesora para realizar «cosas extraordinarias en circunstancias excepcionales». «Has hecho una demostración de grandeza corazón, de voluntad y de imaginación. Gracias, Maggie», ha manifestado Trudeau.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here