El ministro federal de Finanzas, Jim Flaherty, anunció el lunes en la mañana que congelarán las contribuciones al seguro de desempleo o “assurance-emploi”. Tanto empleados como empleadores dejarán de aportar por un período de tres años, a partir del 2014.

“Estamos en condiciones de hacerlo, porque la tasa de desempleo ha disminuido. Más gente está trabajando y menos personas solicitan los beneficios del seguro de desempleo; por lo tanto, la cuenta de operaciones del seguro de desempleo va por buen camino para lograr un equilibrio antes de lo esperado”, dijo el ministro en una rueda de prensa en Ottawa.

Jim Flaherty cree que la nueva medida representará un ahorro de 660 millones dólares tanto para las empresas como para los trabajadores el próximo año. 

De esta forma, la contratación de empleados deberá verse incrementada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.