¿Te sientes cansado? Te sucede que te da sueño durante el día? ¿Sientes una sensación de tristeza y melancolía? ¿Estás estresado(a) y tienes dificultad para concentrarse en el trabajo? Este sentimiento se le llama en Quebec ‘Le blues d’hiver’ y afecta al 18% de la población de Canadá. Algunas personas experimentan este fenómeno más intensamente que otros. Algunos pueden llegar a tener mucha dificultad para realizar sus actividades normales.

Este es el caso de 3% a 10% de la población adulta en todos los países nórdicos. Esto se debe basicamente a la falta de luz que se produce al mismo tiempo a cada año.

El nivel de luminosidad en cifras:

Día soleado de verano: de 50 000 a 130 000 lux

Día soleado de invierno: de 2 000 a 20 000 lux

En el interior de una casa de 100 a 500 lux

En una oficina bien iluminado: 400 a 1000

Durante este período invernal, los días son más cortos y la luminosidad es menos intensa. Esta disminución de 100.000 lux (unidad de medida de luminosidad) los días soleados de verano a tan poco como 2000 lux los días en invierno.

Algunos consejos para mantener en forma física y mental: ¡Muevete!

¡Toma aire fresco! Intenta salir por lo menos 1 hora al día y disfrutar de la luz natural, incluso cuando es gris!

Camina en un parque a solas, con tu novia, tu novio, o incluso con tus colegas. No hay nada como el movimiento para evitar la pereza.

¡Piensa en ti mismo!

En invierno, más que nunca, pensar en tu bienestar. Para ello arma un ambiente zen y acogedor. ¿Por qué no ofrecerte un masaje relajante que puede ser reembolsado por tu seguro de trabajo? O una tarde en un Spa. En definitiva, disfruta y complacete a ti mismo(a).

¡Duerme y recuperáte!

Presta atención a tu sueño, toma siestas cortas de 20 minutos cuando puedas. Evita acostarte tarde y levantarte tarde. Trata de ser ordenado en tus horarios de sueño estableciendote horarios fijos.

¡Sal y cambia tus ideas!

Objetivo: no te quedes sólo. Pasa tiempo con gente positiva y déjate contaminar de su optimismo. Intenta volver a conectarte con el mundo exterior, aunque parece que difícil al principio. ¿Por qué no participar en el eventos de tu comunidad o clubs?

¡Póngase a hacer deporte!

Desde salir a correr bien abrigado, bañarse en una piscina interior, hacer bicicleta, o tomar un curso de salsa … Cualquiera que sea la actividad, ayuda a liberar endorfinas, ideal para liberar la tensión, el dolor y consigue descargar una agradable sensación de euforia.

¡Aliméntate de muchas vitaminas!

Debido a tomar repetidos aperitivos, usted tiene una tendencia a empacharse. Disfrute del invierno para aligerar su alimentación, por ejmplo con sopas calientes, las verduras frias, pescado a la parrilla.

¡Piensa en los demás!

Ideal para relativizar sus preocupaciones diarias y sentirse útiles a la sociedad, también puede donar su tiempo como voluntario para una organización humanitaria.

Consulte a su médico.

Otro tipo de ayuda si la necesita: su médico. Además de ser recibido para aliviar sus preocupaciones cotidianas, el también le puede aportar una ayuda sustancial para la escucha y mantener la moral.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here