El cuerpo necesita minerales, vitaminas y otros nutrientes para mantenerse sano. Una dieta saludable significa que estás comiendo: Vegetales, frutas, granos integrales y productos de leche sin grasa (de origfen vegetal) o bajos en grasa, pescado, mariscos, pollo o pavo, carnes sin grasa o con poca grasa, huevos, frijoles, chícharos (alverjas), semillas y nueces, entre otros.

Limita tu consumo de alimentos altos en:
Colesterol, sodio (sal) y azúcar agregada.
Grasas trans: las grasas trans pueden encontrarse en alimentos tales como tartas (o pasteles), galletas, la margarina que viene en barras y alimentos fritos.
Grasas saturadas: estas grasas vienen en productos derivados de los animales tales como el queso, las carnes con mucha grasa, la leche entera y la mantequilla.
Granos refinados: los productos con granos refinados incluyen el pan blanco, los fideos, el arroz blanco y las tortillas de harina, entre otros.

Una dieta saludable puede mantenerte fuerte y activo.
Al tomar buenas decisiones sobre lo que comes, puedes reducir tu riesgo de tener:
Enfermedades del corazón
Diabetes tipo 2
Presión arterial alta
Algunos tipos de cáncer
Pérdida de hueso

NO OLVIDES: Toma un vaso de agua en lugar de jugo o soda.

Fuente: healthfinder.gov

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here