Ocho meses antes de que se dispute la segunda edición del ePrix de Montreal, no existe una sede definida para la carrera.

La ciudad de Montreal invirtió 24 millones de dólares canadienses en la primera edición de su ePrix disputado en julio pasado, ronda doble, pero además contaba con una línea de crédito de 10 millones.
La agencia de noticias TVA Nouvelles conversó ayer con Sylvain Vincent, el jefe de ‘Montréal it’s electric’ (MIE), la organización sin fines de lucro que promueve tanto la electrificación del transporte como su implementación en el área metropolitana de Montreal. También es el único promotor de la única carrera del Campeonato de Fórmula E de la FIA en Canadá.

Vincent admitió que Valérie Plante, la recién elegida alcaldesa de Montreal, tiene el poder de reubicar el ePrix donde quiera, incluido el circuito Gilles-Villeneuve de Ile Notre-Dame, sede del Gran Premio de Fórmula 1 canadiense.

“Ella es la que decide qué pasa con la carrera y su ubicación”, dijo Vincent al servicio de noticias. “Las personas que dirigen el campeonato de la Fórmula E están abiertas a la discusión”.

La primera visita de la Fórmula E a las calles de Montreal no fue sencilla, ya que causó un poco de caos dado que varias calles tuvieron que ser reconstruidas, mientras que también tuvieron que instalarse muros de concreto y vallas, así como tribunas en un espacio cerrado donde vivían más de 1,000 residentes.

Fuente: motorsport.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here