El alemán Sebastian Vettel (Ferrari), segundo en el Gran Premio de Canadá de la Fórmula 1, que hubiese ganado de no haber sido sancionado con cinco segundos por regresar antirreglamentariamente a pista después de salir de ella declaró que la decisión fue “injusta” y que “el mundo está al revés”.

Vettel cruzó primero la meta en Montreal, pero fue sancionado con cinco segundos de penalización por pasarse de frenada en una curva, presionado por el inglés; y retornar de forma antirreglamentaria a pista, obstaculizándolo, según la interpretación de los comisarios, cuya decisión provocó un enorme enfado del alemán durante las últimas vueltas de carrera y que dejó de nuevo patente después de la misma.

Todos perseguían a Vettel, que ya había volcado su ira a través de la radio. «Me he ido a la hierba y me he reincorporado. ¿A dónde se suponía que tenía que ir? Tienen que estar absolutamente ciegos. Nos han robado el triunfo», espetó tras el citado incidente en la curva 4. «No, no, no. No de este modo. No es justo», añadió nada más bajarse de su bólido rojo

El mundo está al revés. No es justo. Tuve la suerte de no estrellarme contra el muro“, comentó el cuádruple campeón mundial alemán (2010-13, con Red Bull), que el sábado había firmado su quincuagésima sexta ‘pole’ en Fórmula 1, pero que este domingo se vio privado de la que hubiese sido su quincuagésima tercera victoria en la categoría reina.

No sé el motivo de mi sanción, aún. Todo el mundo sabe que el pasto tiene menos agarre que el asfalto“, indicó Vettel, de 31 años, que es tercero en el Mundial, con cien puntos, 62 menos que Hamilton.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.