La modelo de 23 años, Kristyna Martelli, falleció a causa de las múltiples cirugías plásticas a las que se sometió, más de 100 en su corta vida.

La mujer originaria de Quebec, Canadá, se realizó su primera cirugía estética a los 17 años, y desde ese momento pasó cinco años de su vida modificando distintas partes de  su cuerpo.

La muñeca humana” como era conocida, murió como consecuencia causa de la última intervención estética a la que decidió someterse, para aumentar sus glúteos.

A través de su cuenta oficial de Instagram, la modelo definía sus operaciones como una “pasión”  y “hobby”. Por lo que en ellas gastó millones de dólares para mantener su figura justo como le gustaba.

La mujer sometió a su cuerpo a 101 intervenciones, entre rinoplastías, rellenos e implantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here