Estado de emergencia por inundaciones en Quebec

Montreal y otras ocho localidades canadienses se hallan en estado de emergencia, luego de que las lluvias torrenciales y el derretimiento de nieve las sumieran en las más graves inundaciones en décadas.

Un residente intenta poner a salvo algunas pertenencias en Rigaud, provincia de Quebec. (Reuters/C. Muschi)Un residente intenta poner a salvo algunas pertenencias en el pueblo de Rigaud, que lleva más de una semana inundado al oeste de Montreal.

El estado de emergencia ha sido inicialmente declarado por 48 horas en Montreal, la más populosa ciudad de la provincia de Quebec, desde la tarde este domingo (7.05.2017). Esta formalidad permite a los bomberos disponer de recursos adicionales para combatir las inundaciones, así como ordenar evacuaciones obligatorias.

Las autoridades han advertido que la situación volverá a ser evaluada una vez cumplido este plazo inicial, pues el retorno a la normalidad podría tomar varios días más. Luego de que más de 200 personas se viesen desplazadas de sus hogares por las inundaciones, el alcalde Denis Coderre urgió a los residentes a cumplir con las órdenes de evacuación.

Las autoridades intentan convencer a un residente de evacuarse, en Rigaud.

En toda la provincia de Quebec y a partir de este viernes, unos 140 pueblos y ciudades han sido considerados como zonas inundadas y más de mil personas han sido evacuadas. El número de hogares afectados supera los 2.000. Además de Montreal, otras ocho localidades han declarado el estado de emergencia.

El ministro de Medio Ambiente de Quebec, David Heurtel, ha calificado de histórica la actual situación. La combinación de lluvias torrenciales y nieve derretida ha provocado el desbordamiento de ríos desde Ottawa a Montreal, retando las fuerzas de poblaciones ya exhaustas, tras semanas de lluvias constantes.

Un hombre conduce una canoa en un área residencial de Gatineau, cerca de Ottawa, de donde proviene la mayoría de los ya más de 1.000 evacuados. (Reuters/C. Wattie)Un hombre conduce una canoa en un área residencial de Gatineau, cerca de Ottawa, de donde proviene la mayoría de los ya más de 1.000 evacuados.

El primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, ha advertido que lo peor aún está por venir: “El agua continuará subiendo en los próximos dos o tres días”, dijo ya el sábado, tras visitar el pueblo de Rigaud, que lleva más de una semana inundado al oeste de Montreal. Los niveles de agua han estado subiendo en un área de unos 500 kilómetros desde Toronto y el Lago Ontario, a lo largo del río St. Lawrence.

El Ejército canadiense ha destinado a unos 1.200 efectivos para ayudar a enfrentar la catástrofe, colocando barreras con sacos de arena y asistiendo en las evacuaciones, reportan medios locales.

El Ejército ha destinado a unos 1.200 efectivos a enfrentar la catástrofe. (Reuters/C. Muschi)El Ejército ha destinado a más de 1.000 efectivos a enfrentar la catástrofe.

RML (reuters, afp, ap)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here