El gran incendio forestal que obligó a la evacuación de cerca de 90.000 personas, la mayoría en la ciudad de Fort McMurray, en el noroeste de Canadá, y que provocó la reducción de la producción de petróleo, le costará al país entre dos y tres décimas del producto interior bruto (PIB).

El banco BMO redujo hoy su previsión de crecimiento del PIB del país para el año 2016 del 1,8 % al 1,6 % y atribuyó la mitad de la reducción al incendio de Fort McMurray.

Por su parte, la institución financiera TD rebajó también el crecimiento del 1,9 % al 1,6 % y dijo que dos décimas de punto son consecuencia del desastre.

Y un tercer banco, CIBC, estimó en una décima de punto la pérdida del PIB en 2016 por las llamas.

El incendio, que sigue activo y fuera de control en el noreste de la provincia de Alberta pero alejado ahora de centros urbanos y de producción de petróleo, ha consumido más de 230.000 hectáreas de bosque boreal.

Los economistas prevén que el incendio lastrará el crecimiento en el segundo trimestre del año, que terminará con una cifra negativa o, en el mejor de los casos, a cero.

Las llamas destruyeron un 10 % de la población de Fort McMurray, de más de 70.000 habitantes y que tuvo que ser completamente evacuada, y amenazaron varias instalaciones de producción de los yacimiento de petróleo de las arenas bituminosas, entre los más importantes del mundo.

Las compañías petroleras evacuaron a su personal de varias instalaciones, lo que ha causado la reducción de la producción de crudo de Canadá en alrededor de 1 millón de barriles al día.

Hoy, la compañía Enbridge anunció que su sistema de oleoductos regionales volverá a la normalidad en los próximos días, tras reducir su capacidad a unos 900.000 barriles al día a partir del pasado 3 de mayo.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.