La renovación de edificios antiguos suele ser problemático ya que muchos casos se opta por derrumbar por completo la estructura con la intención de crear un nuevo inmueble pero en el caso del Morrin College,ubicada en la provincia de Quebec y que durante los años de 1862 a 1867 era el Reducto Real, una prisión, y posteriormente en un colegio esto no fue así, ya que después de su restauración se convirtió en una biblioteca.

De acuerdo con Fortune, en 1902 el colegio cerró sus puertas debido al escasa matrícula de alumnos que asistían al mismo pero el uso de la biblioteca que resguardaba más de 26 mil obras, todas ellas en ingles, continuo abierto para exalumnos así como sede de la Sociedad Histórica y Literaria de Quebec, la cual fue fundada en sus aulas en 1864, permitió que a mediados de la última década del siglo pasado se iniciara una campaña para renovar el edificio.

Las obras de remodelación fueron concluidas oficialmente a mediados del 2006 pero no fue sino hasta el 2011 que todas sus salas fueron abiertas al público en general, el cual hoy en día puede realizar visitarlo en compañía de un guía, en donde se recorre los salones del centro cultural, los laboratorios de ciencias así como dos de los calabozos que todavía se conservan. O bien se puede asistir a los  cursos, talleres y actividades vinculadas con la historia y la lengua inglesa, impartidos allí.

Gran parte de las obras provienen de la Biblioteca de Quebec, abierta en 1779, y si bien muchos libros se perdieron, todavía se conservan valiosos volúmenes que, en algunos casos, llegan hasta el siglo XVI.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.