Las cárceles canadienses ya no miran el sexo de las personas, sino la identidad de género. Este cambio promovido por el ‘premier’ Justin Trudeau, ha propiciado que Fallon Aubee, condenado a cadena perpetua, pueda llegar a ser el primer recluso en ir a una prisión femenina.

El primer ministro Justin Trudeau es un hombre de palabra, sobre todo si se trata de un avance progresista para su país, Canadá. Y prometió hace unos meses que su país no se quedaría atrás en el avance de los derechos LGTBI y permitiría a los personas transgénero ir a la prisión según su identidad sexual y no conforme a su sexo biológico.

Dicho y hecho. Ahora, las cárceles en Canadá ficharán a las personas según cómo se sienten y no por sus cromosomas, un avance progresista al que busca acogerse el reo Fallon Aubee,un hombre transgénero condenado a cadena perpetua por asesinato que quiere pasar su tiempo en una prisión femenina.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.