Aproximadamente unos 50.000 patos murieron la noche del viernes en un incendio que se declaró en una granja de Brome Lake Ducks, cerca de Racine, en la provincia de Quebec, Canadá, informa CBS.

Uno de los dos edificios de la granja quedó reducido a escombros. “Afortunadamente, el viento soplaba en la dirección correcta y las llamas se extendían hacia el campo cubierto de nieve y no hacia el segundo edificio”, dijo Eric Arsenault, jefe del equipo de bomberos que llegó para sofocar el incendio.

Se desconoce qué fue lo que originó el fuego, que causó daños por valor de unos dos millones de dólares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.