BUENOS AIRES.- El presidente Hugo Chávez, acusado de perseguir a medios de comunicación críticos a su gestión en Venezuela, recibió el martes un galardón en una universidad pública de periodismo por su aporte a la “comunicación popular”, un reconocimiento que fue cuestionado por organizaciones de prensa.

Chávez recibió el Premio Rodolfo Walsh entregado por la facultad de periodismo y comunicación de la Universidad Nacional de La Plata, capital de la provincia de Buenos Aires, a un mandatario de la región por su “compromiso” para afianzar la libertad de los pueblos y la defensa de los derechos humanos, según anunciaron los organizadores.

La primera vez que se otorgó en 2009 correspondió al presidente boliviano Evo Morales. El año pasado se interrumpió la anualidad del premio.

“Estoy sobrecogido por esta manifestación de cariño”, dijo Chávez ante una multitud de estudiantes que colmaron el estacionamiento de esa sede universitaria.

“A la dictadura mediática hay que señalarla y luchar contra ella. Las clases dominantes siempre se preocuparon de hacerse de los medios de comunicación para manipular y engañar a los pueblos a través de poderosísimas campañas psicológicas”, añadió el gobernante venezolano, quien aprovechó el evento para lanzar críticas a Estados Unidos y apoyar abiertamente la reelección de su colega argentina Cristina Fernández.

La entrega del premio despertó gran polémica puesto que Chávez es señalado de amenazar la libertad de prensa por organizaciones internacionales como Human Rights Watch y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

“Este premio que damos no es neutral, no es aséptico… usted encabeza uno de los procesos de emancipación en América Latina más profundo”, aclaró la decana de la facultad de periodismo, Florencia Saintout, antes de entregar el galardón tallado en madera.

“Sabemos claramente que cuando corren aires de emancipación aquellos que durante muchos años fueron los pocos dueños de todas las cosas, incluso de la palabra, rugen porque ven perder sus posiciones de privilegio para el saqueo”, agregó.

El presidente de la SIP, el guatemalteco Gonzalo Marroquín, expresó que “sería largo enumerar la larga cadena de acciones que Chávez ha emprendido en contra del derecho que tiene el pueblo venezolano a recibir información”.

“Cualquier reconocimiento que se le haga, en cualquier instancia, académica, política o gubernamental, y que esté vinculada al tema de libertad de prensa, será seguramente interesado y evidentemente con el fin de elevar su figura política”, añadió.

Durante su discurso de dos horas, Chávez dijo que en Venezuela “reina la más grande libertad de prensa y expresión como nunca antes en la historia venezolana. Estoy seguro que acá también”.

La entrega de esta distinción a Chávez cobró relevancia mediática debido a que ocurrió dos días después de que un grupo de gremialistas impidieran el domingo la distribución del diario Clarín al bloquear el acceso de la planta impresora.

El gobierno fue criticado por no intervenir para disuadir la protesta, que afectaba a uno de los medios más críticos de la gestión de Fernández.

Los medios autorizados para transmitir el acto en directo fueron el estatal canal 7 de Argentina y la cadena Telesur, fundada por Chávez. El resto de cadenas debían tomar las señales de estos dos canales.

El premio recibe el nombre del reconocido periodista que en 1959 fundó en Cuba, junto al escritor colombiano Gabriel García Márquez, la agencia noticiosa Prensa Latina para romper con el bloqueo informativo a la isla tras la revolución.

En la década de 1970, Walsh se sumó al grupo guerrillero Montoneros y fue abatido por las fuerzas de seguridad en 1977 en plena dictadura militar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.