El canadiense Kirk Wilson era responsable de la seguridad del festival BPM celebrado en Playa del Carmen.

El canadiense fué asesinado protegiendo a los clientes de un enojado vendedor de drogas por haber sido rechazado del Club nocturno en Playa del Carmen, México, fue un portero muy conocido discotecas medias.

Kirk Wilson, oriundo de Ontario, fue el responsable de la seguridad del festival de música electrónica BPM que terminaba la noche del domingo al lunes en el Blue Parrot, una discoteca popular para los turistas.

“Él era muy conocido y todo el mundo está en estado de shock”, dijo Robert Bélanger, un propietario de un restaurante Quebequense “Los Tabernacos”, ubicado a una cuadra de la discoteca.

  • De los cinco fallecidos, cuatro eran guardias de seguridad del recinto y el quinto fue una mujer que murió por “caída o estampida” durante el desalojo.
  • Los hechos han ocurrido en la última sesión del festival de música BPM, organizada por la empresa española Elrow.
  • Habitantes de la localidad aseguran que el narcotráfico está detrás: “Todo el mundo lo sabe”.
  • Alertan del impacto negativo que este suceso puede tener en el turismo, el motor de la localidad y una industria vital para México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here